Escucha esta nota aquí

Familiares de un grupos de vecinos, que fueron sorprendidos por efectivos policiales consumiendo bebidas alcohólicas en horario restringido por la cuarentena, llegaron hasta la dependencia de la Policía de San Ramón para 'rescatar' a los arrestados y los liberaron a punta de golpes y patadas contra los uniformados.

Según el testimonio de los vecinos, los policías acudieron a atender una denuncia por una fiesta realizada en un domicilio particular. En el lugar fueron agredidos por el organizador de la fiesta y el propietario de la casa, quienes fueron arrestados en el acto.

Sin embargo, otras personas que estaban presentes en el jolgorio se trasladaron hasta el lugar de arresto para liberar a los detenidos y propinaron una golpiza a los policías, según se observa en imágenes de un video.

Además, hicieron escapar a dos personas que estaban aprehendidas, una por el delito de violación y otra por robo agravado, de acuerdo a la Policía. Los efectivos tuvieron que replegarse y esperar en la carretera la llegada de refuerzos.

Las restricciones de la cuarentena ordenada establecen que están prohibidas las reuniones de cualquier índole fuera de horarios específicos, así como la circulación durante los fines de semana.