Escucha esta nota aquí

El exdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Gonzalo Medina, se resistió a ser esposado cuando se encontraba en su camilla de la clínica Lourdes, de la calle Rene Moreno, donde permanece internado desde hace cinco días por problemas cardíacos.

El sargento primero Diego Condo, que estaba custodiando a Medina la mañana del domingo, elevó un informe al Jefe de Seguridad del Distrito Policial 2 para informarle del incidente con el detenido.

“(..) Procedí a colocar las manillas de seguridad y por ese motivo el detenido Gonzalo Medina empezó a gritarme y amenazarme indicando que iba a denunciarme en la Didipi y la justicia ordinaria”, señala parte del informe escrito.

El custodio además señala que los familiares del exjefe policial lo amedrentaron y amenazaron con hacer que lo deriven a otra jurisdicción. “Llegaron sus familiares y empezaron a gritarme e insultarme inventando que yo estaba borracho, con olor a coca, y que iban a hacerme cambiar porque ya tenían arreglo con un coronel”, explica el sargento.

Medina tiene detención preventiva en Palmasola, pues se lo acusa de tener vínculos con el extraditable Pedro Montenegro. Sin embargo, desde hace cinco días fue internado en una clínica privada por problemas cardíacos y los médicos están analizando si lo operan o no. Además, es investigado por el caso eurochronos.

​​​​​

Comentarios