Escucha esta nota aquí

Gremialistas mantienen bloqueada la carretera que conecta Santa Cruz con Cochabamba, a la altura del puente de Yapacaní, mientras aguardan las gestiones que realizan autoridades para avanzar con las obras en el mercado municipal Patujú. ocasionalmente, disponen cuartos intermedios que permiten el tránsito de vehículos.

Una comisión encabezada por el alcalde Vicente Flores, junto a concejales y representantes gremiales, se encuentran en La Paz para gestionar la continuidad de la obra. Tras lo avances de la mañana, la reunión continuará en horas de la tarde.

Las largas filas de camiones y vehículos particulares aguardan la posibilidad de un cuarto intermedio que les permita continuar su viaje. Desde el miércoles, y ante la postergación de las reuniones pactadas con la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE), se habían suspendido los desbloqueos intermitentes. Con la instalación del diálogo, se alivió la medida.

Las medidas de presión asumidas por la Federación de Gremialistas del Municipio comenzaron el pasado lunes para reclamar por la paralización de las obras del mercado municipal Patujú. Dicha construcción corre a cargo de la UPRE, pero desde hace meses no se han realizado los desembolsos pactados, por lo que la empresa encargada detuvo las obras.

La tarde de ayer estaba prevista una reunión entre los responsables de la UPRE y una comisión integrada por munícipes y comerciales de Yapacaní. Por motivos que se desconocen, se postergó dos veces la reunión, agendándose una nueva para hoy en la mañana, situación que conllevó a radicalizar las medidas de protesta.

La UPRE, durante la gestión del anterior gobierno, garantizó la construcción total de la obra por valor de Bs 32 millones, de los cuales ya se han cancelado poco más de Bs 20 millones, lo que supone el 64% del total. 

El alcalde Flores confirma que la obra cuenta con un avance del 80% y apela a la comprensión de la UPRE para completar los pagos acordados y retribuir al municipio con un nuevo mercado.