Escucha esta nota aquí

En el año del jubileo de la misericordia, Monseñor Sergio Gualberti visitó la cárcel de Palmasola y se quedó ahí toda la mañana. Celebró tres misas con los privados de libertad de los pabellones del PC7 (régimen de máxima seguridad) y con los enfermos del PC-6.

Alzó la voz para decir que estos “deben ser tratados como personas, porque no han perdido su condición de tales aunque hayan cometido errores”. El prelado calificó de emotivo el encuentro con los reos, que lo esperaron preparados y agradecidos con su presencia, que les hacía recuerdo que Dios también está con ellos, a pesar de sus debilidades.

Gualberti anunció que el próximo fin de semana también estará en Palmasola, esta vez, para celebrar dos misas con el PC-3 y el resto del PC-6, con esto completa su recorrido por todo el penal, en el afán de llevarles la buena nueva del jubileo de la misericordia, que les reconforta a los encarcelados y les da la certeza de que volverán a la vida en sociedad reencausados.