Escucha esta nota aquí

Mario Mazzoleni, director del Centro Fortaleza, informó que el sábado en la mañana, cuando dos adolescentes infractores de 17 años se fugaron de este recinto de detención de menores, había un educador y un guardia a cargo.

Pedro Arteaga, el educador, y Juan Aponte, el guardia, no se percataron de que ambos jóvenes, aprovechando la lluvia de esa mañana y una distracción causada por otros internos, huyeran.

Como director del centro por la Iglesia católica, Mazzoleni ha dado la cara para asumir responsabilidad, aunque recordó que se trata de un recinto de administración delegada dependiente de Cenvicruz, de la Gobernación cruceña.

"Da pena esto porque por un solo hecho así luego se quiere echar todo un trabajo de reinserción social al tacho", expresó Mazzoleni, para indicar que la fuga se comunicará al Juzgado de la Niñez y la Adolescencia, para iniciar la búsqueda de los dos adolescentes.

La última fuga de Fortaleza se produjo hace tres años y medio, recordó su director.

Comentarios