Escucha esta nota aquí

Nuevos detalles sobre el ingreso irregular de inmigrantes haitianos fueron revelados desde la Asamblea de Derechos Humanos en Santa Cruz. La portavoz de este organismo en Santa Cruz, María Inés Galvis llegó hasta Pailón, uno de los municipios donde las personas que ingresan a territorio nacional son abandonadas a su suerte y a los que se suman nuevos grupos que ingresan desde Puerto Suárez y que llegan hasta la zona metropolitana sin tener luces sobre su futuro inmediato.

En una entrevista con el programa 'Influyentes', de EL DEBER Radio, Galvis comentó que estas personas sufren de engaños y extorsiones por parte de vecinos y hasta de las propias fuerzas del orden. 

"Nos dijeron que los haitianos estaban recluidos en diferentes partes y otros habían huido al monte porque tienen miedo de la Policía. En estos grupos hay niños, ancianos, mujeres embarazadas y madres con niños en brazos", apuntó la representante de DDHH en el departamento.

Según el testimonio de Galvis, las autoridades de Pailón les dieron un coliseo para que puedan pernoctar (tema que fue expuesto por EL DEBER), pero los haitianos abandonaron el lugar al notar la presencia de efectivos policiales.

¿Cuál es el inconveniente con las fuerzas del orden? Además de su temor de ser expulsados del territorio nacional debido a su situación irregular, algunos se aprovechan de ellos y les quitan sus celulares y pertenencias. A esto se suma el abuso que sufren por parte de vecinos, pues hay mototaxistas que les cobran las carreras en dólares, según Galvis.

Pero la situación va más allá. Miembros de la Asamblea de Derechos Humanos están movilizados en Puerto Suárez después de ser informados de que continúan ingresando ciudadanos haitianos con situación irregular (una nueva flota fue detectada en las últimas horas), quienes no son detectados por las autoridades migratorias.

Mira la entrevista completa:
"Vemos la situación de quienes no están legalmente en Bolivia, a ellos se les da  la libertad de ingresar y tratamos de ayudarlos porque son perseguidos, extorsionados y maltratados por vecinos y policías", matizó Galvis en la entrevista.

Respecto al grupo de 200 haitianos que llegaron a Pailón en días pasados,  detalló que algunos consiguieron llegar a La Paz, donde supuestamente regularizarían su status migratorio, pero otros aprovechan la cercanía para cruzar a territorio peruano y chileno, lugares donde buscan un mejor futuro.

Comentarios