Escucha esta nota aquí

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) informó sobre el hallazgo de restos óseos calcinados en la comunidad Surutú, del municipio de San Carlos, y se presume que se trataría de dos personas reportadas como desaparecidas a inicios de octubre. 

El hallazgo se dio en un predio privado y en un espacio de monte alto y de difícil acceso, según el reporte. Familiares llegaron hasta el lugar para hacer un reconocimiento de las pertenencias de estas personas y se presume que son ellas por un celular que había cerca de los restos.

Edwin Barrionuevo Cayo (23) y Freddy Claros Arauyco (21) fueron reportados como desaparecidos el pasado 9 de octubre. Ambos salieron el 1 de octubre a las 15:00 de su domicilio, ubicado en la localidad de Choré (Yapacaní), con dirección a su parcela ubicada en la comunidad Surutú en su motocicleta y desde entonces no dieron señales de vida. Sus familiares iniciaron la búsqueda y denunciaron su desaparición.

Según informes preliminares, el presunto autor del hecho, de quien no se tiene la identidad, habría conducido a los familiares hasta el lugar donde habría quemado los cuerpos de estos jóvenes. 

"Estábamos llegando al lugar y escuchamos dos disparos, nos agachamos para resguardarnos y vimos escapar a un hombre hacia el monte", contó a EL DEBER el hermano de uno de los fallecidos. 

Los restos encontrados fueron trasladados por los familiares hasta la comunidad de Choré para darles cristiana sepultura. Mientras tanto, el hecho continúa en investigación.