Escucha esta nota aquí

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), José María Velasco, confirmó que el cuerpo sin vida hallado en un paraje próximo a la urbanización Las Palmeras, en la jurisdicción de Cotoca, corresponde a Fernando Mesa Arancibia, el principal sospechoso del doble feminicidio ocurrido a  inicios de semana en dicho municipio.

El rastrillaje intenso que ha realizado la Policía en los últimos días ha concluido este jueves con el hallazgo de un cuerpo sin vida que correspondería a Fernando Mesa, el principal acusado por la muerte de su pareja sentimental y de su hijastra

Los operativos estuvieron encabezados por el Comando de la Policía de Cotoca, al mando del coronel Rubén Barrientos, quien dirigió a un contingente de más 150 efectivos que se desplegó a en tres zonas aledañas al lugar del crimen. Además, se dispuso de canes y tecnología a través de drones para realizar los rastrillajes. A los trabajos se sumaron las fuerzas policiales de la capital cruceña, la Felcv y la Felcc.

El cuerpo de un hombre fue hallado en un paraje de monte en las inmediaciones de la urbanización donde se produjo el doble feminicidio. Velasco aclaró que la identificación se realizó debido a los detalles que la familia ofreció sobre las "piezas dentales" del fallecido, en referencia a un recubierto de oro que el sospechoso tenía.

El pasado lunes, Florentina Cordero (36) y su hija Adelaida Candia Cordero (18) fallecieron a consecuencia de los ataques con picota que habría realizado Fernando Mesa Arancibia (42). Tras conocer el hecho, la Policía inició un intenso operativo de búsqueda para aprehender a Mesa.

La Policía trasladó el cadáver para que se realice la correspondiente autopsia de ley. De acuerdo a las primeras pericias policiales, el supuesto victimador se habría dirigido a la zona de matorrales tras dar muerte a las dos mujeres. Con un cable habría procedido a quitarse la vida él mismo, situación en la que fue encontrado por la policía.

Las pruebas permitirán determinar la data del fallecimiento del agresor; no obstante, no se descarta que sea por una asfixia mecánica provocada. 

Comentarios