Escucha esta nota aquí

“Consideramos que en media hora ya tendremos algún resultado sobre 250 actas y que hasta medianoche estemos sobre las 1.000 o 1.200, vamos a estar informando”, fue la explicación de Saúl Paniagua, presidente del Tribunal Electoral Departamental, sobre la demora en la lectura de las actas.

A las 22:20 del domingo se tenían las primeras 250 actas, que estaban siendo valoradas en las cinco mesas con representantes de los partidos políticos y un vocal por cada mesa.

“Estamos instalados en Sala plena, arrancamos en este instante porque ya se cumplió con la primera fase, que es la valoración que se realiza, un triple control. Considero que hay un 40% de actas acumuladas, que ya llegaron y siguen llegando, se está cumpliendo con todos los detalles como la cadena de custodia”, dijo.

Paniagua también aclaró los rumores de actas abiertas, aseguró que el TED está cumpliendo con toda la cadena de custodia, con la ayuda de la Policía Militar, la Policía y el Ministerio Público. Aseguró que por si pudiera llegar algún acta abierta, hay un staff de abogados observando. 

"De ninguna forma puede darse esta situación y si hubiera excepcionalmente alguna, se tendrá que explicar y hay un responsable, que es el notario electoral”, explicó.

Paniagua justificó la tardanza con la estricta verificación del proceso, dijo que no hay otra autoridad, sino el secretario de cámara de Sala plena, él es el único que puede abrir los sobres.

“Vamos a amanecer y a cumplir con todos los detalles mínimos que nos exige este trabajo, con absoluta transparencia. Es difícil que se cambie algo porque los jurados electorales definen en mesa los resultados de una votación” indicó.

El Comando de la Policía informó que la jornada electoral se realizó de forma tranquila, sin ningún tipo de inconveniente.

Este domingo se vivió una jornada electoral a un año del fallido proceso anulado por indicios de fraude. Esto derivó a una serie de movilizaciones  que terminó con la renuncia del entonces presidente y candidato oficialista, Evo Morales.