Escucha esta nota aquí

“Nuestros colegas están comenzando a llenar las terapias intensivas, estamos alarmados y decepcionados de las autoridades porque no atienden nuestros pedidos de fortalecer los centros hospitalarios”, reclama la doctora Kadidja Ovando, vocera de la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas de Salud Pública (Fesirmes), para reflejar la magnitud del rebrote del Covid-19 y las condiciones en que se encuentra el sector para hacerle frente.

El Fesirmes se declaró el jueves en estado de emergencia después de que medio centenar de médicos y funcionarios de salud, que trabajan en la primera línea, resultaran contagiados, seis de los cuales están luchando por su vida en cuidados intensivos, según el Fesirmes.

“Ya tenemos más de 50 colegas que están con pruebas positivas de coronavirus; seis de ellos, en terapia intensiva. Algunos muy delicados”, manifestó Ovando en rueda de prensa, junto con otros representantes del sector.

Los profesionales de salud aseguran que no hay personal para cubrir los espacios de sus colegas que están con baja. A esto se suma que a fin de año varios dejarán de trabajar porque sus contratos vencen. Son 1.200 puestos que hasta el 31 de diciembre quedarán vacíos, ya que los contratos de emergencia han ido feneciendo paulatinamente, advierte la dirigencia médica.

“Hemos venido pidiendo que recontraten a ese personal, pero lamentablemente no hemos sido escuchados”, manifestó Ruth Aguilera, también vocera del Fesirmes.

El sector no descarta asumir medidas de presión la próxima semana, como un paro de actividades, si el Gobierno nacional no los convoca al diálogo y no atiende su pedido de ítems.

El viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, indicó que por ahora está descartado que se pueda recontratar al personal de emergencia porque ya no se cuenta con fuente de financiamiento disponible para este concepto. El Banco Mundial, que financiaba contratos, considera que ya no existe una emergencia sanitaria por Covid-19, por lo que no dio curso a la continuidad de estas contrataciones y pidió que los fondos retornen al motivo original del financiamiento, la construcción de hospitales.

Según Terrazas a esto se suma que el organismo internacional detectó supuestas irregularidades en los contratos, porque no existen los descargos de todos los que trabajaron bajo esa modalidad.

El Sedes ha alertado de un incremento acelerado de casos de Covid-19, en las últimas semanas.

Comentarios