Escucha esta nota aquí

La Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) informó que, entre el 17 y el 23 de agosto, los focos de calor se redujeron en un 90% en el país con relación al mismo periodo del año pasado. No obstante, se lanzó una alerta naranja por fuertes vientos, pues estos pueden activar incendios forestales.

El director de la ABT, Víctor Hugo Áñez, informó que, hasta el momento, se registran 240.000 hectáreas quemadas en lo que va del año, una cifra muy inferior a las del 2019 que, a esta fecha, registraban casi 2.300.000 hectáreas quemadas.

La ABT alerta de los riesgos que supone los fuertes vientos, de entre 60 y 90 km/h, en la región. Por ello, recomienda a la población evitar pequeñas quemas de pastizales o basura, pues el fuego se puede descontrolar.

Para Áñez, la reducción de los focos de calor se deben a dos factores. Uno es la resolución administrativa emitida por la ABT, que penaliza los incendios y otro las lluvias registradas en el departamento. Además, remarca que otro factor relevante se debe a "la toma de conciencia de la gente".

Reporte de incendios

La autoridad de la ABT señala que los municipios de Beni son los que presentan mayor incidencia de focos de calor. La lista la encabezan Exaltación (896 focos), San Joaquín (359) y San Ramón (326). 

En el departamento de Santa Cruz es el municipio de San Ignacio el que reporta mayor cantidad de focos de calor, con 184 focos, que representan el 4,5% del total registrado en todo el país, según los datos de la ABT.

Según el titular de la ABT,esta semana se ha trabajado en tres incendios forestales en el área protegida del parque Tunari, en Exaltación y un tercero, que todavía está siendo atendido, en el municipio de Concepción, cerca de la comunidad de Copaibo y que afecta a 400 hectáreas.

De acuerdo a lo manifestado por Áñez, la afectación a los bosques es mínima, pues los focos de calor se producen, de manera predominante, en áreas agroproductivas, que "parece que asumen la conciencia de la prohibición y seguimos sancionándolos".

Denuncias penales

La ABT sostiene dos denuncias formales por provocar incendios. Un primer caso se refiere al incendios ocasionado en Samaipata durante los bloqueos de carreteras. Este caso se suma a la denuncia presentada por el alcalde de ese municipio y "aunque él no identifica a los culpable, hemos visto por redes sociales y tenemos conocimiento que el incendio fue ocasionado por los bloqueadores".

La segunda demanda penal por incendios apunta a una propiedad privada de San Matías como causante del fuego. En ambos casos "esperamos que la fiscal opere con celeridad en las investigaciones para que se determine a los implicados y se establezcan las sanciones". Áñez destaca que estos delitos suponen penas de cárcel de entre 2 y 6 años.