Escucha esta nota aquí

Preocupación en los municipios cruceños de Puerto Suárez y Puerto Quijarro. La sequía de la laguna Cáceres y la sedimentación del Canal Tamengo (zona de navegación y de movilización de mercancías) encienden las alarmas de una región afectada por la sequía, según lo expuesto por las autoridades.

Autoridades del Comité Cívico de Puerto Suárez dieron cuenta que las zonas mencionadas se encuentran secas, donde en épocas de bajo nivel de las aguas por lo menos el canal mantenía un nivel que permitía ser navegable.

"Hoy miramos con mucha preocupación que la laguna Cáceres se está secando, alertamos a las autoridades a tomar cartas en el asunto para salvar nuestra laguna, que es de beneficio y  para el desarrollo productivo, turístico y empresarial de nuestra gente", manifestaron autoridades cívicas.

Lorenzo Yopiez, corresponsal de EL DEBER en esta zona fronteriza, explicó que las autoridades se hallan buscando soluciones a este asunto y acudirán a otras instancias del sector público. No se descarta trabajar con los municipios brasileños fronterizos de Ladaria y Corumbá

El alcalde de Puerto Suárez, Sebastián Hurtado, dijo que en el último medio siglo no se tienen reportes de una situación de esta naturaleza y están a la espera de otras notas que ya se enviaron a las autoridades del Gobierno central.

"La zona se ha secado más que cualquier otro año, toca esperar que llueva porque prácticamente no tenemos otra opción. El Canal Tamengo es el más perjudicado, pues por ahí ingresan las embarcaciones", expresó la autoridad, a tiempo de indicar que Puerto Suárez es uno de los municipios que se ha declarado en emergencia por la sequía.

En el departamento cruceño hay 11 municipios declarados en desastre por sequías, según la  directora del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), Tatiana Áñez, quien señaló que se enviará ayuda humanitaria a las zonas afectadas y que se dispone de 13 carros cisterna para atender a dichas poblaciones.

Otras región afectada es Charagua Iyambae (foto), en el Chaco. El dirigente ganadero Mauricio Saucedo informó que esta situación esta provocando la muerte de ganado vacuno y de otros animales (es zona de carácter productivo).

Además, se registra afectación en la zona de Postrervalle, municipio afectado en los últimos días por los incendios. El fuego dañó las cañerías de agua que llegaban a dicha población.

Boyuibe, Cuevo, Lagunillas, Gutiérrez, Cabezas, Vallegrande y San Ignacio de Velasco son otros municipios afectados por la falta de humedad y lluvias, y pese a los esfuerzos de las autoridades, la situación no mejora. Solo esperan que las precipitaciones no se hagan esperar para así sacar del sufrimiento a familias y animales que se ven afectados.