Escucha esta nota aquí

La situación de Palmasola se convulsionó en menos de una semana tras la muerte de una persona confirmada por coronavirus, otros fallecimientos cuya causa está por determinarse y el cambio de Gobernador del penal. En esa situación, el teniente coronel Luis Fernando Céspedes asumió el mando de la cárcel más poblada del país.

La autoridad señaló que, por el momento, se ha aislado en la guardería del penal a cinco internos que tuvieron contacto con el 'paciente cero' de Palmasola, que fue el primer fallecido el anterior viernes. 

Al ser consultado sobre cuál sería el lugar donde se instalará un centro de aislamiento en el recinto carcelario señaló que eso se analizará junto con autoridades del municipio, la Gobernación y el Gobierno nacional. EL DEBER conoció sobre la posibilidad de que se instale un campamento con domos; Céspedes señaló que es una de las posibilidades que se han manejado.

Por otra parte, sobre la situación de los nueve internos que están hospitalizados en tres centros médicos, el gobernador dijo que se conoce que están estables y aclaró que ayer un décimo interno fue evacuado a un centro hospitalario pero fue debido a una peritonitis. Respecto a las pruebas por coronavirus que se hizo a 16 internos, dijo que está a la espera de los resultados.

A su vez, el viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, informó que todos los reos que salgan momentáneamente de las cárceles del país, por cualquier motivo, cumplirán una cuarentena obligatoria de dos semanas antes de reincorporarse a la población penitenciaria.

Pero "mucho antes de que ocurra lo de Palmasola ya se tomaron las previsiones para tratar de impedir el ingreso del coronavirus a los recintos penitenciarios, (y lo que pasó con) el paciente cero (de esa cárcel) es que tenía tres enfermedades de base, hipertensión, diabetes y una enfermedad cardiaca, y por eso esta persona fue trasladada a un recinto de salud hace aproximadamente 10 días y creemos que (ahí) contrajo el virus", señaló.

La autoridad presume que el "paciente cero" de Palmasola adquirió el virus en el centro de salud porque las visitas a esa cárcel están restringidas por decisión de los propios reclusos, los alimentos son desinfectados antes de su ingreso y entre los policías que hacen el control, ninguno está enfermo.

Nuevo gobernador 

El teniente coronel Luis Fernando Céspedes asumió como nuevo gobernador del penal de Palmasola tras la destitución de Wilfredo Coca a raíz del descontrol que se dio debido a la protesta de los internos para recibir una adecuada atención a raíz del primer caso confirmado y varios sospechosos de coronavirus. 

Céspedes es oriundo de Yungas, La Paz, y lleva 23 años en la institución policial. Ha formado parte de distintas unidades como la Felcn, Delta, CADI, además de que ha fungido como subdirector de la Escuela Básica Policial en Santa Cruz. 

"Estoy consciente de que es una responsabilidad muy grande la de asumir el mando de Palmasola, más en esta situación por la pandemia de coronavirus, pero han confiado en mí y estoy seguro de que haré una buena gestión porque siempre he sido un policía responsable y disciplinado", señaló.