Escucha esta nota aquí

Por Jessica Vega Muñoz

Las últimas lluvias caídas en la capital cruceña, que superaron los registros de anteriores años, causaron estragos en los barrios considerados ‘vulnerables’, donde más de 150 viviendas quedaron anegadas. Según la Alcaldía Municipal, cinco de los 15 distritos de la ciudad son vulnerables a inundaciones en época de lluvia.

Además, según una evaluación de la Secretaría de Obras Públicas, 20 canales de drenaje revestidos tienen deterioro. En todos ellos, se detectaron más de 15.000 metros dañados.

El secretario municipal de Obras Públicas, Sergio Luna, indicó que, con el fin de contar con información específica de dónde es necesario realizar una intervención urgente, se hizo una evaluación del estado de los canales de drenaje, y se evidenció que la mayoría sufrió una destrucción completa o parcial del revestimiento en algunos tramos.

Luna asegura que esto muestra que los desagües no recibieron un mantenimiento adecuado en la anterior gestión municipal.

Según esta evaluación, uno de los canales revestidos con más daños es el emisario Pero Vélez, que recibe las aguas de los canales de la zona norte y las lleva hacia en el río Piraí. Allí la longitud dañada alcanza los 1.219 metros, por la destrucción completa del revestimiento, por el derrumbe de talud y por la erosión.

Los mismos daños fueron encontrados en el canal Chivato, donde alcanzan una longitud de 1.747 metros.

Otro de los canales con deterioro es el Paurito, con una longitud dañada de 780 metros. También está el canal El Arroyito, que tiene 1.018 metros dañados; el Guapilo 2, con 966 metros dañados; el Guapilo 1, con 1.011 metros de deterioro; el Piraicito, con 1.561 metros dañados; el Guapilo octavo anillo, con 584 metros dañados; Samaria, con una longitud dañada de 1.272 metros; el de la av. 16 de Julio, con una longitud dañada de 293 metros; el de la av. Troncal, con 160 metros dañados; el canal Cotoca, con 1.280 metros dañados; el canal 5to anillo y av. El Trillo, con 136 metros; el canal av. Cumavi, con 300 metros; el canal Libertadores, con 250 metros; el canal Radial 10, con 928 metros; el canal de la av. San Luisito, con 188 metros; el canal 30 de Octubre, con 108 metros; el canal 18 de Marzo, con 904 metros; el 26 de Septiembre, con 614 metros dañados.

La evaluación que realizó la Secretaría de Obras Públicas también detectó que algunos barrios de los distritos 12, 8, 7, 6 y 5 son propensos a sufrir inundaciones.

Uno de estos barrios es el Bicentenario, ubicado en el Distrito 5, que a mediados de diciembre estuvo varios días inundado, ya que el nivel del agua subió más de un metro e incluso en algunas zonas más bajas, alcanzó hasta las ventanas de las viviendas.

“No es la primera vez que nos inundamos, vivo recién hace tres meses en esta zona y ya dos veces el agua ingresó a las casas, el agua llegaba hasta el catre de mi cama. Queremos que abran un canal más adelante para que el agua corra y no nos inundemos”, indicó uno de los vecinos afectados.

La suya fue una de las más de 150 viviendas en diferentes barrios de la ciudad que se vieron afectadas.

Trabajos

El secretario de Obras Públicas señaló que ya está trabajando en la reparación de los daños en los 20 canales.

“Desde diciembre de 2021 estamos trabajando en un plan de respuesta de emergencia por condiciones climáticas adversas, trabajos que vienen encaminándose tanto en el mantenimiento preventivo para evitar posibles inundaciones, dándole prioridad a los canales, como también haciendo trabajos correctivos para reparar los daños”, explicó Luna.

Aseguró que desde noviembre del año pasado también se dio inicio a la limpieza de los canales no revestidos, porque todos estaban con sedimentos y pastizales y, en los canales revestidos, se hizo el mantenimiento.

También se avanzó en la reparación de algunas alcantarillas, así como la limpieza de las lagunas de regulación Guapilo y Palmar.

“En 2019 y 2020 hubo inundaciones, donde más de 6.000 familias tuvieron problemas en sus casas inundadas, y con el plan de emergencia en las últimas lluvias las inundaciones fueron menores, por eso creemos estar preparados para la época de lluvias que continúa en enero de 2022”, señaló Luna.

Considera que uno de los trabajos que permitió que muchos barrios no vuelvan a inundarse fue la limpieza del canal Guapilo y de El Palmar.




Reparación de alcantarilla del canal Guapilo

“La laguna Guapilo es la que recibe la mayor cantidad de agua en la ciudad, por eso se hizo su limpieza como también la laguna El Palmar. Se utilizaron maquinarias para las acciones preventivas. Hicimos un tratamiento de sedimento y actualmente la laguna está siendo dragada por una máquina inmensa”, señaló.

Agregó que desde que inició la época de lluvias se desplazaron maquinarias a todos los distritos. “Si no hubiéramos acudido de emergencia, este tipo de plan que venimos manejando, creo que hubiera sido dramático y hubiéramos tenido los mismos problemas que tenemos en la zona norte de Santa Cruz con inundaciones”, dijo.




Limpieza de canales de drenaje

El secretario indicó que mensualmente realizan la limpieza de los canales de drenaje, donde aproximadamente 2 millones de metros cuadrados de canales al mes quedan limpios.

“La mayor parte de los canales revestidos están sumamente descuidados, no hemos llegado a cumplir completamente los trabajos porque el tiempo nos ha jugado con lluvias y no se puede avanzar, pero, desde el momento que ingresamos hemos previsto sobre este tema y estamos trabajando en ello”, sostuvo.




Personal realiza trabajos correctivos en canales de drenaje

Por su parte, el director de Gestión de Riesgo del Departamento de Emergencia Municipal (DEM), Roxney Borda, aseguró que las brigadas, con maquinarias pesadas, continúan recorriendo los barrios con el fin de preparar estas zonas para la época de lluvias.

Para atender las emergencias, la Unidad de Gestión de Riesgo cuenta con 50 funcionarios que trabajan las 24 horas del día, en distintos turnos.

No solo trabajamos con nuestro personal, sino que coordinamos con la Policía y los bomberos voluntarios para socorrer con tiempo las emergencias”, indicó Borda y recordó que cuentan con la línea telefónica 800-125050, donde los vecinos pueden reportar las emergencias en sus barrios.

Pronósticos

Según los pronósticos del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), las lluvias pueden extenderse hasta febrero e, incluso, marzo.

La pronosticadora del Senamhi en Santa Cruz, Cristina Chirinos, indicó que se espera que entre el 3 y 4 de enero se reporten precipitaciones moderadas y fuertes, con tormentas eléctricas.




Niños jugando en calles inundadas /Foto: Jorge Ibáñez

“Enero es un mes lluvioso y viendo que hemos superado los valores de precipitaciones de diciembre, pueden darse con mayor intensidad”, declaró Chirino. Señaló que en los primeros meses de 2021 hubo déficit de lluvias, lo que también provocó que haya exceso de precipitaciones a fin de año, lo que saturó el suelo y causó inundaciones.

Detalló que las lluvias no solo se registran en Santa Cruz, sino en casi todo el país y, cuando en la cuenca alta hay escurrimiento de las aguas, estas avanzan a las otras cuencas y saturan el suelo, por eso no solo la capital cruceña sufre los embates de las lluvias, sino también algunas comunidades. Esto también provoca el desborde de ríos.

“En el Norte Integrado y en los Valles hemos visto que hemos superado los valores de precipitaciones esperados para diciembre de 2021, en la estación de El Trompillo se esperaba solo 200 milímetros de agua, pero superamos los 300 litros de agua por metro cuadrado. En Yapacaní era de 300 milímetros y alcanzamos casi los 500”, dijo.

Comentarios