Escucha esta nota aquí

Según el último reporte del Servicio Departamental de Salud (Sedes), se estudian cuatro casos sospechosos de sarampión, todos menores de edad y del entorno familiar o que tuvieron contacto con el niño de un año y cuatro meses que dio positivo. Además, presentan sintomatología, principalmente fiebre. 

Este es el tercer caso en lo que va del año y ante el rebrote de esta enfermedad, después de hace 20 años, las autoridades activaron el bloqueo a través de la vacunación, pero las brigadas de salud tropiezan con el inconveniente de que no todas las personas acceden a vacunar a sus hijos, lo que genera preocupación de las autoridades, toda vez que 37.000 infantes no recibieron las dosis contra el sarampión. 

Hay resistencia

A cuatro cuadras del centro de salud 10 de Octubre, una mujer abre las puertas de su casa a las brigadas, pero luego indica que necesita consultar a su esposo sobre la aplicación de la vacuna para su hijo de ocho años. Finalmente deciden rechazar la dosis de refuerzo. “Tiene 8 años, ya no le corresponde”, le refuta al personal de salud que insiste en explicarle que se trata de un refuerzo, pero la mujer se cierra y dice: “Sigan. Él ya tiene la vacuna”.

A cinco casas la situación es distinta, porque entienden de que se trata de una medida preventiva. Sale una mujer junto con su esposo, portan el carné de vacunación de su hija e indican que ya tiene todas las vacunas. Aunque la madre agrega, “si es necesario está bien que la vacunen de nuevo”. 

El director del Sedes, Marcelo Ríos señaló que hay lugares en los que ni siquiera abren la puerta a los brigadistas y en otros casos los niños están solos por lo que no se les puede suministrar las dosis. 

La autoridad de salud lamentó que en las redes sociales exista un movimiento al que calificó de “injustificado” contra la vacunación.  “Lamento mucho la situación de algunos vecinos que sin la explicación respectiva forman parte de un movimiento antivacunas que nos anula (al personal de salud) y nos reprime muchas acciones. En el mundo entero sufrimos esta situación con mensajes en redes sociales, no caigamos en esa situación”, reflexiona. 

La autoridad resalta que una prueba clara de que las vacunas tienen efecto es que cuando la cobertura de inmunización contra sarampión era alta, no se tuvo ningún brote mientras que este año que bajó, se reportaron tres casos.
¿Cuál es el ánimo de oponerse a las vacunas?, pregunta Ríos e insiste en que las vacunas salvan vidas. “Los padres deben comprender esto”, insiste. 

De acuerdo al reporte del Sedes, este año hay 37.000 infantes que no recibieron las dosis contra el sarampión, de estos, 22.000 están en la capital cruceña. A diferencia de otros años que se alcanzaba a vacunar al 90% de la población, este año la cobertura solo alcanza al 50% en el departamento.

En un gran despliegue por cuatro días consecutivos el personal de salud logró cubrir 37 barrios, aledaños a la vivienda del infante confirmado por este mal. Entre estos están: Las Gramas, Copehuai, Magisterio Toborochi, La Nueva Cuba, Cabaña, Jorori, La Pascana, Terrado y otros. Hay más de 40.000 dosis disponibles en todos los centros de salud. 

El padre del bebé diagnosticado con sarampión, Rossel J. indicó que ayer los médicos le confirmaron que su hijo tiene buena evolución, aunque persiste el cuadro de desnutrición moderada. 

En alerta

El director de Epidemiología del Sedes Chuquisaca, Jhonny Camacho, indicó que debido a que son un departamento fronterizo con Santa Cruz, activaron su alerta epidemiológica para detectar casos sospechosos. Ayer se mencionaba que ya se identificaron dos; sin embargo, la autoridad aclaró que se trataba de dos personas que nacieron en el municipio de Incahuasi de ese departamento, pero hace más de 10 años viven en Santa Cruz, por lo que están dentro de los cuatro sospechosos que hay en la capital cruceña. 

Camacho dice que al existir un confirmado es probable que se presenten más casos, por eso se está haciendo la vigilancia. Chuquisaca igual que Santa Cruz tiene baja cobertura de vacunación, en esta gestión alcanza al 55%.

Comentarios