Escucha esta nota aquí

El martes se registraron 16 incendios activos en la Chiquitania, que comprometen 34.720 hectáreas, según el último reporte de la zona, donde se encuentra el Ministerio de Defensa.

De los incendios activos en la Chiquitania, ocho están en San Ignacio, con una afectación de 12.350 hectáreas; cinco en San Matías, con 23.070 hectáreas; dos en Concepción, con 4.000 hectáreas, y uno en San Rafael, con 5.300 hectáreas.

El ministro de Defensa, Fernando López, confirmó que si se consigue la logística, el 17 comenzarán a operar los aviones para apagar incendios en zonas inaccesibles por vía terrestre, inicialmente en Copaibo.

Para la nueva estrategia por aire, el Ministerio anunció que se contratarán tres hidroaviones, cada uno con capacidad de 10.000 litros, aunque aún se analiza cómo suministrarles los 120.000 litros de agua que se requieren para varios viajes, ya que la zona además sufre con la sequía.

Una opción es verificar si los nuevos pozos perforados estos días serán suficientes. Otra alternativa que se planteó en reunión en San Ignacio es llevar cisternas desde Santa Cruz de la Sierra.

La autoridad realizó un sobrevuelo por los municipios de Concepción y San Ignacio de Velasco, que son los municipios más afectados.

El sobrevuelo pasó por puntos críticos, como la propiedad Fátima y Copaibo (en Concepción), así como por Campamento (San Ignacio de Velasco). En todos se observaron líneas rastreras de fuego.

El incendio más extenso es en el área protegida Copaibo, donde se observa una especie de anillo de fuego. Para sofocarlo a través de líneas de defensa se necesita maquinaria.

Copaibo, reserva municipal de Concepción, lleva 27 días con fuego. En el sobrevuelo se evidencia que el incendio, lejos de agotarse, se sigue extendiendo.

No hay llamas altas, el fuego es rastrero, pero avanza firme a cada hora, apoyado por las condiciones climáticas: la falta de lluvias.

En algunas áreas de Campamento, en San Ignacio, la naturaleza está cubierta completamente por el humo. Aquí el incendio igual es extenso, pero rastrero.

Tanto Copaibo como Campamento son dos de las zonas que tienen mayor extensión de naturaleza con fuego activo. La afectación sigue subiendo y, luego de que la Gobernación cruceña declarara emergencia departamental, el Ministerio de Defensa confirmó que se combatirá por aire.

En estos puntos con incendios, como si la naturaleza se resistiera al calor, se observan árboles con flores de color amarillo intenso, en contraste con los alrededores que, luego del paso del fuego, se van convirtiendo en cenizas.

En Copaibo, desde la Dirección de Defensa Civil, se confirma que ingresará una oruga para intentar hacer frente a las llamas. Más de una veintena de bomberos trabajan en el lugar hace días.

Mientras en Campamento, una de las zonas más próximas al Parque Noel Kempff Mercado, se confirma que aún el fuego está lejos de zonas pobladas. El ministro López resaltó que el personal que trabaja hace más de una semana en el lugar será reforzado por una veintena de efectivos militares.

En el recorrido se pasa por la Comunidad Fátima, que es parte de Concepción. El incendio igual se evidencia desde el cielo.

Cinthia Asin, secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación de Santa Cruz, indicó que hasta el martes eran  siete los municipios afectados por el fuego. Se han registrado 21 incendios forestales, el 17% del fuego se encuentra en zonas boscosas, de difícil acceso.

Asin dijo que en el parque Noel Kempff Mercado se observa un fuego rastrero, en una zona de difícil acceso. Bomberos, voluntarios, efectivos del Ejército y del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) combaten las llamas en el lugar.

Emergencia departamental

El lunes 14 de septiembre, el gobernador Rubén Costas hizo conocer el Decreto Departamental 316, que declara la emergencia departamental.

A la fecha de la norma, el fuego había afectado 393.648 ha en todo el departamento. En el mismo periodo, el año pasado, fueron 2,5 millones de ha, por eso hoy quiere evitarse el desastre de 2019, con 4,2 millones de ha afectadas por los incendios forestales.

La declaratoria de esta emergencia lleva a diseñar un plan para el que se ocupará un fondo de al menos, Bs 3 millones, según el secretario de Desarrollo Productivo de la Gobernación, Luis Alberto Alpire.

El secretario sostuvo que no se escatimarán recursos ni esfuerzos para proteger la vida de las personas, la biodiversidad y garantizar la seguridad alimentaria (varias regiones afectadas son productivas, y cerca del 83% del fuego se concentra en pastizales, el resto en bosques y otros espacios forestales.

Alpire detalló que, hasta el martes, eran 19 los incendios forestales activos en diferentes zonas cruceñas. Los principales se hallan dispersos: en San Ignacio de Velasco, San Matías, Concepción, San Rafael, Vallegrande, San Antonio de Lomerío y en Postrervalle (siete municipios).

Procesos a infractores

Víctor Hugo Áñez Bello, director ejecutivo de la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT), informó que se iniciaron más de 250 procesos administrativos sancionadores y cuatro procesos penales, pero con los últimos operativos esta cifra ha aumentado.

“Estamos remitiendo al área legal de la ABT todos los informes correspondientes para que sean presentados ante el Ministerio Público, a fin de iniciar nuevas acciones penales; no solo en Santa Cruz, también en Beni”, puntualizó.

La autoridad adelantó que el 22 de septiembre, una comisión de la ABT acompañará a la Fiscalía a la inspección ocular sobre el caso del incendio en Samaipata. El martes, ambas instituciones se reunieron para establecer las bases técnicas, con el objetivo de procesar a los autores de los incendios en San Matías.

Asimismo, Áñez detalló que entre el 7 y 13 de septiembre se han registrado 17.091 focos de calor, y que el promedio diario fue de 2.442, menor que en 2019, cuando se registraron 5.408 focos por día, representando una reducción aproximada del 55%.

A su vez, indicó que hasta la fecha se registran 717.985 hectáreas afectadas en todo el país, significando una reducción del 82%, en comparación a la gestión pasada, que registraba -hasta esa fecha- 4.048.840 de hectáreas quemadas.

Por otra parte, la autoridad de la ABT se comprometió a continuar brindando soporte tecnológico y logístico para evitar y combatir incendios; sin embargo, pidió a la ciudadanía tomar conciencia y responsabilidad para que no se susciten más desastres, evitando actividades de manejo de fuego durante esta época.

Los municipios que registran mayor incidencia de focos de calor en el país son San Matías, San Ignacio de Velasco y Concepción en el departamento de Santa Cruz, y San Ramón, Exaltación y San Javier, en Beni.

Falta de agua

En la comunidad San Carlos, municipio de San Ignacio de Velasco, sufren por falta de agua, y aunque las cisternas proveen, los habitantes no cuentan con los tanques suficientes para abastecer a todas las familias, situación que genera conflictos, según reporta el Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas de Bolivia (ODPIB), dependiente del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (Cejis).

En el territorio indígena de Macharetí, en Chuquisaca, la sequía también se hace sentir. La capitana Alcira Cabrera informó que el agua que proveen las cisternas, se prioriza para el consumo humano, y ya no para la agricultura y el ganado, lo cual puede afectarles en lo posterior.