Escucha esta nota aquí

El 3 de julio el Domo 1 del hospital Japonés, con 30 camas y sus respectivos respiradores, recibió a su primer paciente, de la tercera edad.

Más de una semana después, el Domo 1 está trabajando a media fuerza, solo con 12 unidades hospitalarias, debido a la falta de personal.

Activar el Domo 2 tomará todavía más tiempo, de acuerdo a lo indicado por Marcelo Ríos, director del Servicio Departamental de Salud. 

"Irá habilitándose en la medida que tengamos el equipamiento. No olvidemos que el personal médico y de enfermería ya están con la seguridad laboral; aún falta hacer la contratación de personal médico, por eso se hizo la convocatoria pública, por eso insistimos y aperturamos la convocatoria a los profesionales, internistas y terapistas que aún estén con la disponibilidad del tiempo, con las ganas y la vocación de servicio, igual al personal de enfermería para que pueda ser contratado", informó.

Según Ríos, se consiguió un financiamiento del Banco Mundial para dar una estimulación económica adecuada al trabajo de las terapias intensivas, sin embargo, si bien la infraestructura y las tomas de oxígeno, la capacidad eléctrica y de los sanitarios ya están en el segundo domo, aún se espera la dotación del restante saldo de los equipos de terapia, como respiradores, camas y otros equipamientos, "es el compromiso del Gobierno nacional", acotó Ríos.

Fase de ascenso de la pandemia

El jefe nacional de Epidemiología Virgilio Prieto explicó que el país está en un incremento vertiginoso de los casos, situación que exigirá al sistema de salud una rápida y real capacidad de respuesta. Y si bien en el departamento cruceño se han implementado una serie de equipos para cuidados intensivos que han triplicado la capacidad a 96, ese esfuerzo aún no termina de consolidarse.

Anteriormente, Dorian Jiménez, coordinador de la Red de Hospitales admitió que los centros de segundo nivel estaban al límite de su aforo, pero creía que en la tercera fase del plan de contingencia, la carga se aliviaría con la labor de las terapias intensivas, entre ellas las 30 camas del Domo 1 del Hospital Japonés y, posteriormente, las 44 UTI del segundo domo.

Importante inversión

En entrevista con EL DEBER, Roly Aguilera, secretario general de la Gobernación, explicó que los dos domos del Japonés tienen una inversión de Bs 4,9 millones, solo en la construcción. Este presupuesto no incluye los respiradores, que son compromiso del Gobierno nacional en su contraparte.

Aguilera explicó que el Domo 1 demandaría 128 personas distribuidas en cinco equipos. "Cada equipo puede atender seis camas de terapia, eso está dentro de los estándares de calidad internacional para la atención individualizada por paciente de terapia", explicó.