Escucha esta nota aquí

Persiste la vigilia de un grupo de vecinos y de trabajadores de salud que rechazan que la paciente con coronavirus sea internada en un hospital de la zona norte de la capital cruceña. 

En el lugar también hay presencia policial, al menos una decena de efectivos, para garantizar que no se registren incidentes, pues las autoridades sanitarias indicaron que no retirará a la paciente del lugar. Mientras que los vecinos aseguraron que la vigilia se mantendrá hasta que la paciente sea llevada a otro centro.

Según los vecinos, cerca de las 11:00 ingresó la paciente, de 60 años a este nosocomio. Fue internada en un ambiente ubicado en la segunda planta del edificio, donde no hay ningún otro enfermo internado. 

Molestos por esta situación, los vecinos bloquearon los ingresos y desde las 11:00 hasta pasadas las 16:00 no se dejó salir al personal del Servicio Departamental de Salud (Sedes) que acompañó a la paciente. 

El secretario departamental de Salud, Óscar Urenda, llamó a la calma y explicó que el personal de este centro no corre riesgo de contagio. Además, aseguró que se destinó personal especializado para atender a la paciente. No obstante, los que protestan insisten en que se traslade a la paciente.  

Comentarios