Escucha esta nota aquí

Juan Carlos Aguilar

Tiene efectos negativos en los pastizales que sirven para alimentar al ganado vacuno, pero, por otra parte, son beneficiosos a algunos cultivos frutícolas; así, de diferentes maneras por parte de los productores de la provincia Vallegrande, se vivió la primera helada del mes de mayo.

La madrugada de este sábado la temperatura descendió hasta los cero grados, y a primeras horas del amanecer subió hasta los 5 grados. 

La helada se sintió con mayor intensidad en las comunidades de Cañada de Arteaga y Santa Rosita, que están en los alrededores de Vallegrande y Postrervalle. En otras localidades, como Huantas, el perjuicio radica no en el clima, sino en que no se puede sacar la producción por la cuarentena que limita el uso de vehículos. 

Allí, un productor de naranja dulce comentó que no recoge los frutos porque no hay transporte para llevarlo a los centros de distribución, por lo que está condenado a dejar que se descompongan en los árboles.

Esto sucede pese a que para los fruticultores la llegada de las bajas temperaturas causa alegría porque las plantas de durazno, ciruelo y manzano, deben recibir la mayor cantidad de frío en esta temporada para dar buenos frutos, desde diciembre a febrero.