Escucha esta nota aquí

Los dos helicópteros de la Fuerza Aérea del Perú que llegaron ayer combaten los incendios en la zona de Caballo Muerto, al norte del municipio de San Ignacio de Velasco. En esa zona, los dirigentes del Comité Pro Santa Cruz también reparten ayuda humanitaria a las comunidades donde el fuego alcanzó la flora, fauna y cultivos de alimentos.

Las aeronaves llegaron al Aeropuerto Internacional de San Ignacio junto al presidente Evo Morales, quien luego sobrevoló la zona afectada. Asimismo, dos aviones Hércules arribaron con 400 soldados que ya trabajan apagando los incendios forestales que no cesan y amenazan el parque Noel Kempff.

El Gobierno nacional también llegó con ayuda de Defensa Civil, con tanques de almacenamiento de agua, cocinas y garrafas de gas, además de forraje para los ganaderos afectados.

Morales sólo pernoctó en el aeropuerto de San Ignacio ubicado a 12 kilómetros de la población ignaciana y no ingresó a la ciudad para hablar con las autoridades del Comité de Emergencia Municipal (COEM), lo que molestó a los dirigentes cívicos.

El presidente del Comité Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, luego de visitar las comunidades de Tirarí y Pailita entregando ayuda humanitaria del pueblo boliviano, para las familias afectadas por los incendios en la Chiquitania, manifestó que el bosque sigue ardiendo y ya se consumieron 36 kilómetros en el cinturón de seguridad del parque nacional Noel Kempff Mercado, la reserva natural más grande de flora y fauna en Bolivia.

Autoridades nacionales y cívicas llevaron ayuda a San Ignacio de Velasco. 

“La situación es complicada y el presidente Evo está haciendo un show político, tomándose fotos en el lugar de los incendios, se encierra en el aeropuerto, no declarara desastre nacional, minimiza lo que está dejando el fuego. El desastre no llega a su final, rechaza la ayuda internacional y hasta la selecciona, ayer, los militares que hacen de bomberos, no dejaron filmar a la cadena de televisión internacional Telemundo, para que no se muestre lo que está ocurriendo en la Chiquitania”, dijo Camacho.

Luego agregó que no se puede jugar con el dolor ajeno y el sufrimiento del pueblo. “Si se tuviera la ayuda internacional, ya se hubieran mitigado totalmente los incendios, y agradecemos la solidaridad del pueblo boliviano”, expresó.

Más información

Tras sobrevuelo, Evo informa que hay 342 focos de calor en la Chiquitania

Deshidratados, desnutridos y con quemaduras, así encuentran a animales víctimas del fuego  

Cooperación supera $us 2 millones y se coordina labor con más de 8 países