Escucha esta nota aquí

La XI Marcha Indígena de los pueblos originarios de tierras bajas llegó hasta el Instituto del Riñón para expresar su respaldo y gratitud al director de dicho centro médico y exdirigente cívico Herland Vaca Díez, a quien la ayuda estatal para los pacientes con insuficiencia renal del lugar le fue retirada en los últimos días.

Los dirigentes de la marcha indígena y Vaca Díez llamaron a la unidad de la población y emitieron un mensaje para que los cruceños tomen parte de las necesidades de  la comunidad.

El primero en hacer uso de la palabra fue el líder del Parlamento Indígena, Marcial Fabricano, quien manifestó que los sectores vulnerables están siendo maltratados por un sistema que busca "someter al pueblo" y esto se refleja en la situación del Instituto del Riñón y de los propios indígenas.

Fabricano se refirió a la situación particular que vive Vaca Díez, de quien resaltó su entrega como médico y que no "escoge a quién servir o ayudar".

"Eso es el oriente, Santa Cruz, su gente", apuntó el líder indígena, "la hospitalidad, la solidaridad y todo está basado en el bien común y, al parecer, eso es lo que combate el régimen que hoy nos gobierna. Es indigno y yo no tengo ninguna seguridad. Por eso es momento de escucharnos, de sentirnos y de ayudarnos unos a otros", expresó Fabricano.

Mientras que Vaca Díez manifestó que espera mejores días para el país y expresó su regocijo por la visita de los marchistas.

"Uno se siente fortalecido al ver que el trabajo de toda una vida no es en vano. La lucha hay que continuarla, todo el que atente contra los intereses del pueblo debería irse. Saludo la unidad y hemos aprendido de los indígenas, que no se han dejado sobornar por nadie, que están sufriendo, pero han conseguido consolidarse y unirse. Ahora los que tenemos que unirnos somos nosotros", manifestó el exdirigente cívico.

Vaca Díez dijo que se esperan mejores días para los cruceños y los bolivianos, que a la población le irá mejor si se construye un país desde las raíces indígenas y mestizas.

Y es a partir de esas raíces que Vaca Díez dice que se puede tener una región y un país pacífico, trabajador y valiente, dejando de lado la envidia  la busca de hacer daño unos a otros como bolivianos.

"Los pueblos son vulnerados y por eso hoy tenemos que estar unidos", expresó el líder indígena, a tiempo de agradecer toda la atención gratuita que la marcha recibió de los galenos dependientes del exdirigente cívico.

Comentarios