Escucha esta nota aquí

El hermano de la expresidenta Jeanine Áñez, Juan Carlos, comentó a dirigentes del Comité Cívico Cruceño que sus dos hijos varones fueron detenidos de manera irregular y uno de ellos fue torturado por la Policía.

Los dos jóvenes fueron arrestados antes de la aprehensión de Jeanine en Beni, y trasladados a oficinas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) para brindar su declaración informativa.

Áñez  denunció que sus dos hijos fueron detenidos de manera ilegal durante 36 horas y que los policías les quitaron dos celulares y dos relojes, que hasta la fecha no les han devuelto.

“Lo que me indigna y me da coraje es que a mi hijo menor de 21 años, un muchacho noble, lo torturaron de una forma cobarde, de una forma agresiva. Le ponían bolsas negras para asfixiarlo, lo golpearon, lo masacraron y le pedían que diga dónde estaba su tía”, relató molesto y con la voz quebrantada el hermano de la expresidenta.


Áñez preguntó a la Felcc por qué detuvieron a sus dos hijos y le respondieron que se los estaba acusando de obstaculizar la investigación.

“Yo soy pastor y les enseñé a mis hijos que primero está Dios y luego la familia, si mi hijo menor se comportó de esa forma fue por amor a la familia, y si eso es un delito, yo le dije (a los policías) que bendecía el delito de mi hijo”, comentó al presidente del Comité Cívico, Rómulo Calvo.

Juan Carlos Áñez indicó que los dos jóvenes fueron liberados, uno con medidas sustitutivas y el otro con arraigo, luego de sufrir una detención irregular.



Comentarios