Escucha esta nota aquí


Stefany M., hija de la boliviana Juana Evana J. que murió a consecuencia del coronavirus el domingo en España, pidió a la población tomar conciencia de la grave situación que se vive en el mundo y en el país por la pandemia del Covid-19. Su madre tenía 45 años y su cuerpo no resistió, porque padecía neumonía, lo que precipitó el desenlace fatal.


“Toda la gente tiene que quedarse en su casa, tomar conciencia de que esto no es chiste, es grave. Ya se ha visto que no solo a personas de la tercera edad está matando, sino a jóvenes, porque mi madre tenía 45 años. Entonces, todos tenemos que poner nuestro granito de arena para que esto acabe pronto”, manifestó vía teléfono a EL DEBER, desde su domicilio en la zona del Plan Tres Mil. 


Sobre el deceso de su madre que vivía desde hace 12 años en Barcelona, le anotició su tía Shirley, que era la persona de contacto con centro hospitalario donde fue internada y falleció. La última vez que pudo conversar con su madre fue el miércoles, día en que fue internada y el sábado se supo que la prueba para Covid-19 salió positivo


“Vino en 2018 (por última vez a Bolivia) a pasar las fiestas de fin de año. De ahí manteníamos contacto por teléfono a diario. El miércoles antes de ingresar a cuidados intensivos me mandó un audio, el último”, relató la joven, de 27 años, que pide ayuda a las autoridades para ver si existe la posibilidad de repatriar el cuerpo de su madre. 


La fallecida tiene otra hija además de Stefany, una pequeña de ocho años que está en Barcelona bajo el cuidado de su padre. “No he hablado con mi hermana todavía. Es una niña y no he tenido palabras adecuadas para hablar con ella”, expresó. 


Sobre los restos de su madre, desconoce el procedimiento que debe seguir para repatriar su cuerpo y pide ayuda a las autoridades. “Quiero saber si se puede repatriar su cuerpo, no sé cómo o si alguien me puede ayudarme. Quisiera darle su último adiós aquí en su tierra”, pidió.



Comentarios