Escucha esta nota aquí

El martes por la noche Óscar Guzmán Quenta, de 42 años, fue herido de bala en la espalda por unos sicarios que asesinaron a su pareja Nora Condori Huaqui, de 37 años, en el interior de su vivienda, ubicada entre las calles Las Palmeras y Los Tiluchis, en Santa Rosa del Beni.

Cuando los policías llegaron a levantar el cadáver de la mujer y auxiliar al hombre se percataron que en el domicilio existían 14 turriles con 7.560 litros de gasolina de aviación. Por este hecho, Guzmán quedó aprehendido por el Ministerio Público en el hospital municipal de Santa Rosa, hasta donde fue derivado.

Este viernes, el fiscal departamental de Beni, Ruthiar Vásquez, informó que en audiencia de medidas cautelares el Juzgado Segundo de Instrucción Cautelar en lo Penal de la Capital determinó enviar a Guzmán preventivamente a la cárcel de Mocoví, de la ciudad de Trinidad, donde permanecerá detenido mientras se investiga el caso.

El hombre fue imputado por los delitos de almacenaje, comercialización y compra ilegal de diésel oíl, gasolina y gas licuado de petróleo y tenencia y porte o portación ilícita de arma de fuego.

"En la audiencia de medidas cautelares, el Ministerio Público demostró que existen suficientes indicios que hacen presumir la participación del imputado y ofreció pruebas consistentes en el acta de secuestro de la gasolina de aviación, que demuestra la existencia del hecho y su almacenamiento para su probable tráfico, acta de secuestro de tres movilidades, un arma de fuego, entre otros elementos que fueron presentados a la autoridad jurisdiccional que determinó detención preventiva”, dijo Vásquez.

Según la Fiscalía en el domicilio del imputado se secuestró 7.560 litros de gasolina de aviación en varios bidones de plástico y 1.200 litros de una sustancia líquida a determinar contenida en turriles. Se procedió, además, al precintado de tres vehículos para su respectivo microaspirado.

Comentarios