Escucha esta nota aquí

Este jueves, Erwin A. A., de 31 años, decidió someterse a una audiencia de procedimiento abreviado, donde admitió haber violado en reiteradas oportunidades a su hijastra de 12 años, por lo que el Juzgado 4to de Instrucción Anticorrupción y Violencia hacia la Mujer lo sentenció a 30 años de prisión en Palmasola.

El fiscal departamental de Santa Cruz, Roger Mariaca, informó que el hombre fue acusado del delito de violación de infante, niña, niño o adolescente agravada, debido a que la víctima quedó embarazada por las vejaciones que sufrió.

“En la audiencia, la Fiscalía ofreció las pruebas consistentes en el acta de declaración informativa de la denunciante, certificado médico forense que demuestra la existencia del hecho delictivo y establece que la víctima tiene diez semanas de gestación, informe de entrevista sicológica, entre otros elementos probatorios”, detalló Mariaca.

Sobre el caso, la fiscal asignada, Evelin Domínguez, informó que el hecho salió a la luz el 27 de abril, cuando la menor de 12 años acudió a los vecinos de un barrio de la ciudad de Santa Cruz, para pedir ayuda ante los constantes abusos  de su padrastro.

Domínguez comentó que el acusado amenazaba a la víctima diciéndole que lastimaría a sus hermanos menores si denunciaba las violaciones que sufría desde los 9 años.

Comentarios