Escucha esta nota aquí

Con un hundimiento en el cráneo, así terminó una mujer de 33 años luego de recibir una brutal golpiza por su pareja. La pronta reacción de los vecinos impidió que siga siendo violentada y denunciaron el hecho a la Policía. El agresor terminó siendo procesado y enviado al Centro de Readaptación Productiva (Cerprom).

Jorge Alberto Mamani Gutiérrez fue puesto ante un juez cautelar, quien determinó su reclusión por 180 días en la cárcel de Montero, imputado por el delito de feminicidio en grado de tentativa. 

La responsable del Servicio legal Integral Municipal (Slim), María Justiniano Vaca, indicó que el imputado se abstuvo a declarar, pero el informe sicológico, el social y forense que se le realizó a la víctima, permitió presentar pruebas contundentes ante el juez. 

"La víctima manifiesta que no quería nada con él (su pareja), quería alejarse pero estaba amenazada porque el agresor tenía unas fotografías que publicaría en las redes sociales o mostrar a sus familiares", indica.




El hombre fue puesto ante un juez, quien determinó su detención preventiva 

 La víctima relata que el día de la agresión ella le reclamó por un dinero y le pidió al hombre que se lo devuelva y el sujeto le alegaba que le había entregado a otra persona. "Van donde la amiga y le dice que ella no había recibido ningún dinero, momento cuando el hombre agarró un palo de una carrocería y se lo parte en la cabeza", precisó Justiniano.

Antes de reventar el palo en la cabeza, con otro más pequeño la golpeó por las piernas, luego arremetió con más violencia a golpear su cabeza hasta desmayarla.

"Si los vecinos no la auxiliaban, el agresor la hubiera matado. Ella tiene un hundimiento de cráneo, ya se le han hecho todos los estudios, pero no está bien", dijo.

Una de las vecinas indicó que la pérdida de los Bs 3.000 generó la discusión hasta que terminó en un hecho de violencia, que pudo acabar con la vida de la mujer.

"El hombre la golpeó como ocho veces, la auxiliamos porque como mujeres tenemos que defendernos. La quería matar porque si no lo hubiéramos visto el resultado hubiera sido peor", manifestó la mujer que acompañó a la víctima a sentar la denuncia. 

El hermano de la víctima, José Aguilar Polares, indicó que su hermana tiene 15 días de impedimento, pero aún necesitan realizarle más estudios porque la agresión fue fuerte.

Polares denunció que su hermana era constantemente maltratada y era amenazada por el hombre. "Yo no sé porqué decía eso, pero supuestamente decía que la Policía era su casa y entraba y salía cuando quería", dijo. 

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), Daylo Orihuela, indicó que el hecho que se produjo el martes 19 de enero sucedió en Guabirá, en el barrio Villa Busch.

"La víctima llegó con sangrado en la cabeza producto de los golpes, realizó la denuncia y aprehendimos al agresor", dijo.

El momento que fue capturado se encontraba consumiendo bebidas alcohólicas con otras personas. 



Comentarios