Escucha esta nota aquí

Jorge Huanca, corresponsal

En el hospital municipal César Banzer, de Concepción, ya no existe espacio para internar pacientes con Covid-19. La infraestructura se saturó con apenas siete pacientes contagiados por la falta de ambientes disponibles.

El consultorio odontológico fue improvisado para atender la emergencia, ‘porque no hay más’, dijo el administrador del hospital, Juan de Dios Ortiz.

Tampoco hay baños para los enfermos con coronavirus y deben compartir con otros pacientes con el riesgo alto de contagio. "La situación es crítica y desesperante porque hasta ahora las autoridades no atienden los requerimientos del hospital", lamentó Ortiz.

La construcción de una sala de internación para pacientes con Covid-19 es una prioridad, al igual que la compra de insumos y equipamiento. "No podemos sostener más. No hay condiciones. Las autoridades electas deben ponerse las manos al pecho y trabajar. Necesitamos todo. Infraestructura, camas, tubos de oxígeno, insumos, entre otros", apuntó.

Ortiz dijo que el hospital de Concepción está catalogado por el Servicio Departamental de Salud (Sedes) como una posta integral de salud y ni siquiera llega a primer nivel, por su mínima infraestructura.

A la falta de condiciones se suman las críticas que recibe el personal de salud, lo que lleva a la impotencia a algunos profesionales como la enfermera Margoth Céspedes. "Ya no podemos más. La gente viene, saca fotos de afuera y no sabe la situación que vivimos dentro los médicos y enfermeras", afirmó entre lágrimas.

El Concejo Municipal, que el martes debía analizar y aprobar la construcción de una sala para internación de pacientes con Covid-19 y su respectivo equipamiento, postergó la sesión por falta de quórum. 

Tres concejales pidieron licencia, luego de conocer que el lunes un integrante de la directiva del órgano deliberante diera positivo para coronavirus.