Escucha esta nota aquí

El hospital Óscar Urenda, de Montero, se alista a abrir sus puertas con el servicio de consulta externa y hemodiálisis antes de fin de año. Se está en la última etapa de construcción para que la empresa constructora entregue la obra completamente terminada en este mes.

Mientras tanto, las autoridades ultiman detalles del plan de puesta en marcha de este centro hospitalario en el Norte Integrado. El director del hospital, Roberto Soliz, explicó que se habilitará por fases y se tiene previsto que antes de finalizar este año comience a funcionar con el servicio de hemodiálisis, que tiene capacidad para 20 equipos, y la atención de consulta externa, con especialidades que aún están por definir.

Progresivamente se irán habilitando los demás servicios y se prevé que en un año, en septiembre del 2022, funcione al 100% de su capacidad.

Este hospital se habilitó parcialmente para la atención de pacientes con Covid, pero a inicios de este mes cerró sus puertas, porque la empresa constructora Makiber solicitó espacio para concluir y entregar la obra totalmente terminada. Este centro hospitalario es el sexto de tercer nivel del departamento y fue planificado para atender la demanda de la zona norte.

El proyecto fue licitado en el 2016 con la modalidad llave en mano, es decir se debe entregar con equipamiento. Hasta el 2020 se tenía el 90% de avance de obra y ante la emergencia sanitaria por coronavirus las autoridades nacionales se reunieron con la constructora Makiber y acordaron habilitar por unos meses cinco áreas para pacientes con coronavirus en sus diferentes etapas, tales como: emergencias, internación, terapia intensiva, laboratorios e imagenología.

El nosocomio cuenta con 200 camas y equipamiento como un acelerador lineal, tomógrafos, siete quirófanos y unidades de terapia intensiva. Además, tiene un helipuerto.

El viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, confirmó que se comenzará gradualmente la atención a pacientes desde noviembre con distintas especialidades, servicios diagnósticos, servicios de hospitalización, consultas externas y otros.

Este año el Ministerio de Salud conformó una Comisión de Puesta en Marcha del Hospital de Tercer Nivel de Montero, compuesta por los diferentes niveles de Gobierno y la empresa constructora a fin de concluir con la obra. Un tema que analiza esta comisión es de cuántos recursos humanos se hará cargo cada instancia de Gobierno.

Terrazas indicó que se proyecta que la Alcaldía y la Gobernación cruceña reorganicen el personal con el cual cuentan y la brecha para consolidar la atención será cubierta por el Gobierno nacional.

Piden no cambiar plazo

Por su parte, la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos en Montero, Adela Ortiz convocó a las distintas instancias de Gobierno a reunirse el próximo 27 de septiembre, para que expliquen a la dirigencia vecinal el plan de funcionamiento.

En un pronunciamiento conjunto con otras instituciones advirtió que no descartan protestas si el hospital no comienza a funcionar este año.

Ortiz lamentó que no se cumplió con el pago de sueldos a más de un centenar de profesionales de salud que trabajaron en este nosocomio.

A su vez, el médico Benedicto Fuerte indicó que es urgente el funcionamiento del nuevo hospital porque actualmente los centros de salud de Montero tienen sobredemanda.

“Nuestros vecinos, nuestros familiares están durmiendo en el ingreso del hospital Alfonso Gumucio con la esperanza de conseguir un cupo de consulta externa. Nos preocupa que la población esté sufriendo por una atención de una especialidad”, remarcó a tiempo de pedir a las distintas autoridades de salud que en la habilitación del hospital no intervengan temas políticos.

Obras concluyen este mes

El viceministro Terraza resaltó que el hospital actualmente cuenta con un 99% de avance de obra, por lo que se requiere que la empresa constructora concluya las obras y se agilice su equipamiento que sería a fines de septiembre. Aunque agregó que tras la entrega total se trabajará aún en fases con distintas instancias involucradas. “Tenemos esta brecha de unos 20 días más para finalizar obras y precisamente estamos en esta instancia para poder coordinar”, puntualizó Terrazas.

Remarcó que ante una eventual cuarta ola en el país, los servicios se habilitarán de inmediato, de ser necesario.

De acuerdo al Servicio Departamental de Salud de Santa Cruz, se tiene un 80% de ocupación de camas de terapia intensiva, y se enfrenta una desescalada de la tercera ola de coronavirus.

Comentarios