Escucha esta nota aquí

Con tanto anuncio, no faltan los escépticos. Pero de ambos lados, tanto de parte del personal médico, como del Ministerio de Salud, aseguraron a EL DEBER que hoy, sin especificar la hora, el hospital de tercer nivel Óscar Urenda, de Montero, recibirá a los primeros pacientes del rebrote del Covid-19.

Para este fin, se mantiene la oferta de 12 camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UTI), todas con respiradores, y 32 camas en sala, atendidas por 142 médicos generales, especialistas, licenciadas en enfermería, auxiliares, etc.

“Nosotros mañana firmamos contrato. Tenemos órdenes del viceministerio de que sí o sí hay que abrir el hospital, pero no sabríamos a qué hora entraría el primer paciente”, aseguró Haroldo Cuéllar, asesor legal en Santa Cruz de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem), dependiente del Ministerio de Salud.

Según Cuéllar, del total a contratar, aproximadamente 15 médicos, 12 licenciadas en enfermería y ocho auxiliares atenderán internación.

De acuerdo a aseveraciones del personal del hospital, el contrato ya corre desde el 4 de enero, dura 89 días, pero no pudieron arrancar antes debido al problema de los insumos.

Cuéllar indicó que es la Alcaldía la que está dando los insumos de la farmacia, y todo lo que es personal y servicios “está siendo contratado por el Ministerio de Salud, de acuerdo a su propia escala salarial, pero quien paga es Aisem”.

Uno de los médicos del lugar, que prefirió no ser nombrado, explicó que los montos son similares a los del Banco Mundial: “Son casi Bs 17.000, pero líquido recibimos Bs 14.000, mientras que las enfermeras, en total, sin descuentos, llegan a Bs 10.000”, indicó.

Tres meses impagos

El personal de salud del Óscar Urenda lamentó que hasta la fecha no se cancelen los sueldos del último trimestre de 2020, supuestamente contemplados en una adenda a los contratos del Banco Mundial, pero que ellos nunca vieron.

Mostraron a EL DEBER una carta del 5 de noviembre, de la ex ministra de Salud, Eidy Roca, dirigida al director Roberto Soliz, en la que argumenta que no puede hacerse el análisis técnico del nuevo pago al personal, al no haberse adjuntado -a la solicitud- la tasa de ocupación de camas UTI que lo justifique.

Según Marcelo Ríos, del Servicio Departamental de Salud (Sedes), quien adeuda ese dinero es el Ministerio de Salud. Por su parte, Cuéllar, de Aisem, dijo que nada está cerrado con respecto a estos pagos pendientes, aunque el personal médico del hospital Óscar Urenda asegura que se les dijo que no se les iba a cancelar.

EL DEBER accedió a la planilla del hospital de Montero, que desde el inicio de funcionamiento, en junio, tiene 15 ítems activos, la mitad de jefatura de laboratorio, farmacia, enfermería y odontología, y la otra mitad de asesoría legal, presupuesto, planificación financiera y hospitalaria, y recursos humanos.

Transferencia

Desde la Gobernación cruceña piden la transferencia del hospital de Montero.

Según ríos, el Gobierno de transición estaba animado a realizar la transferencia, pero “por algún motivo la empresa Makiber, contratada por la gestión de Evo Morales, no entregó el hospital. Nosotros entramos con autorización temporal, por convenio”.

El titular del Sedes explicó que la Gobernación no puede hacerse cargo del Óscar Urenda mientras no haya la transferencia, porque no existe en los presupuestos SUS.

Según Ríos, el Plan de hospitales del Gobierno nacional es millonario y que la competencia es de la Gobernación. “Por qué no dijeron a la Gobernación que haga el cálculo y que vea cuántos hospitales necesita y así le daba la plata para construirlos. La transferencia es para que recibamos un hospital entero, no solo áreas Covid-19”, insistió.

Comentarios