Escucha esta nota aquí

Dos menores que ingresaron al Hospital de Niños Mario Ortiz, uno por un cuadro de desnutrición y otro por quemaduras, que presentaron síntomas de coronavirus durante su estancia en el nosocomio, dieron positivo al resultado de la prueba del Covid-19. Como consecuencia del contacto, dos médicos y cuatro enfermeras resultaron infectadas por el virus. Ante esta situación, desde ayer, el nosocomio realiza pruebas de coronavirus a pacientes que lleguen de provincias y distritos de la capital cruceña que tengan un alto índice de contagios.

"Se tomarán las pruebas a pacientes que lleguen de Montero, Warnes, Portachuelo, los municipios de los Valles y la Chiquitania. Se toma esta medida porque los pacientes pediátricos no tienen la sintomatología igual que un adulto, quienes, por lo general, presentan problemas respiratorios. En cambio los niños, quizás por el entorno, son portadores asintomáticos", explicó José Luis Ferrufino, director de este centro de salud de tercer nivel.

El galeno contó que en los últimos días ingresó una niña con quemaduras, sin ninguna clínica respiratoria y dio positivo, al igual que un niño que llegó de provincia con un cuadro de desnutrición y otro que ingresó con convulsiones, referido desde el Hospital Francés.

Ferrufino explicó que, mientras se esperan los resultados de la prueba, los infantes son aislados en una sala que ha sido habilitada para estos casos. "Lastimosamente tardan mucho los resultados. A veces tardan tres días, hasta una semana e, incluso, hay pruebas que no llegaron. Hay un problema grande en Cenetrop", lamentó.

Hay dos niños en espera de sus resultados y otros ocho que ya dieron positivo a la prueba de coronavirus.

Comentarios