Escucha esta nota aquí

La directora del Hospital El Bajío del Oriente, de segundo nivel, Yesenia Parejas, reconoció que “la capacidad del hospital ha rebasado totalmente” ante la presencia de pacientes que aguardan en camillas y sillas de ruedas, por la atención o traslado a otros centros sanitarios. Además, Parejas agrega que “todos los hospitales están en la misma situación”, ratificando la saturación en la que se encuentran los hospitales de segundo y tercer nivel.

A pesar de las dificultades que afronta El Bajío, su directora insiste en que “estamos brindando toda la atención posible” para recibir a las numerosas personas que acuden a diario al centro. “No puedo dejar que un paciente se quede en la puerta; aunque sea lo atendemos en una camilla hasta que se refiera a otro nivel” destaca Parejas.

La doctora es consciente que las condiciones de recepción y atención a los pacientes no son las mejores posibles. “Son situaciones que escapan de nuestra voluntad, de nuestras manos”. Aún así, agradece el trabajo y la voluntad de todo el personal hospitalario que se sobrepone a las deficiencias y continua “trabajando y brindando la mejor a tención a la población”.

Fruto de esta entrega, resalta Parejas, El Bajío no detuvo en ningún momento de la pandemia su atención externa centrada en el servicio a la población.

Para evitar la presencia de pacientes en los pasillos, la directora del hospital municipal señala que son permanentes las gestiones con otros centros para conseguir las condiciones adecuadas. 

Detalla que esta mañana contaban con 12 pacientes internados “de los cuales 11 debían ser referidos a un tercer nivel como el San Juan de Dios o el Japonés”, pero ante las limitaciones que también se viven en dichos centros, se ha conseguido espacio en los hospitales de la Villa Primero de Mayo, del Plan 3.000 y de la Pampa de la Isla.

“Tenemos que asumir responsabilidades que a veces no nos competen”, manifiesta la doctora Yesenia Parejas para explicar las imágenes de pacientes en los pasillos.

Para la directora de El Bajío, urge que “el gobierno ayude a los hospitales municipales y al tercer nivel para que cuenten con personal y trabajen a capacidad plena”. De este modo, si el tercer nivel disponible de toda su capacidad instalada, “se desahoga la saturación en los demás niveles, que han quedado chicos debido a la pandemia”, aclara.

Comentarios