Escucha esta nota aquí

El gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Carlos Hurtado, se mostró tajante al afirmar que Santa Cruz requiere nuevas vacunas para continuar con el plan nacional de vacunación. La falta de dosis ha obligado a postergar la vacunación a personas de la tercera edad y a pacientes con enfermedades de base, tal como definió el Gobierno.

Hurtado asevera que se ha vacunado “responsablemente” tanto al personal médico como a los pacientes con cáncer y con enfermedades renales. Ambos grupos correspondían a la fase uno y dos del plan de vacunación. “Solo tenemos saldos para las segundas dosis”, afirma el médico.

Además, han enviado dosis para reforzar la atención en las zonas fronterizas, donde la emergencia resulta más inmediata debido a la amenaza de la nueva cepa de coronavirus, la P.1.

“No hay saldos para vacunar a la población mayor y con patología de base”, afirma. “Nos encontramos con las manos atadas ante la falta de vacunas”, añade Hurtado por la falta de dosis de reservas para la atención en esta tercera fase.

Hurtado cuantifica la entrega de vacunas a las regiones fronterizas. Para la provincia Germán Busch, que comprenden los municipios de Puerto Quijarro, Puerto Suárez y Carmen Rivero Torrez, se han destinado 26.054 dosis de la vacuna Sinopharm. 

Para la provincia Ángel Sandoval se entregaron 8.114 dosis correspondiente a vacunas del mismo laboratorio. Las vacunas de AstraZeneca se destinaron a Camiri (8.650 dosis) y Velasco, con 30.000 dosis.


La preocupación expresada por el funcionario del Sedes también se extiende a la falta de coherencia en el control de ingreso al país. Hurtado observa que se autorizó la llegada aérea de pasajeros provenientes de Brasil. Ayer mismo, el galeno aseguró que 81 personas llegaron a Santa Cruz “amparados en vuelos humanitarios”.

El tamizaje realizado a los viajeros que arribaron ayer revela que un número elevado de personas que venían de vacaciones mientras que otros “venían escapando de la cepa brasileña”.

Hurtado desaconseja el ingreso de aviones provenientes de Brasil mientras dure el cierre de frontera. Incluso, propone una extensión de la medida por, al menos, 21 días.

Comentarios