Escucha esta nota aquí

La Iglesia católica pidió este domingo, durante su homilía, encontrar el rumbo hacia una convivencia justa y pacífica, sobre todo cuando se viven momentos de dolor y muerte a causa del Covid-19 y la confrontación política y social.  

El arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, dijo este domingo que debemos acoger a Cristo “como nuestro único señor, pues nos ayuda a nosotros y a la sociedad a encontrar el rumbo hacia una convivencia justa y pacífica, en particular en este tiempo de dolor y muerte por el Covid-19, de violencia al interior y exterior de la familia, y de disgregación y confrontación política y social”.

También resaltó que solamente el hijo de Dios, y nadie más, “es el único que nos puede pedir la adhesión de todo nuestro ser, nuestra conciencia y nuestra vida”.

Por otro lado, monseñor Gualberti señaló que únicamente podremos ser “súbditos del reino de Dios” y no de tiranos que esclavizan, sino de Cristo que “nos ama y nos libera de nuestros pecados y, por tanto, personas espiritualmente libres, que con gratitud viven su adhesión gozosa al señor”.

Finalmente, llamó a los jóvenes y a los adultos participar en la Jornada Mundial de la Juventud, que tiene como tema: “¡Levántate! Te hago testigo de las cosas que has visto”. 

Recuerda que en su mensaje el Papa guía a los jóvenes “al descubrimiento del amor incondicional de Dios por cada persona y les invita a no dispersar su fuerza y su pasión, a levantarse y convertirse en testigos de Jesucristo ante los demás amigos y compañeros”.

"Esta invitación vale para todos, también para nosotros adultos, por eso voy a extraer unos cuantos pasos muy orientadores en lo que estamos viviendo en nuestra sociedad: Levántate y testimonia el amor y el respeto que es posible instaurar en las relaciones humanas, en la vida familiar, en el diálogo entre padres e hijos, entre jóvenes y ancianos".

"Levántate y defiende la justicia social, la verdad, la honradez y los derechos humanos; a los perseguidos, a los pobres y los vulnerables, a los que no tienen voz en la sociedad y a los inmigrantes".

"Levántate y testimonia la nueva mirada que te hace ver la creación con ojos maravillados, que te hace reconocer la tierra como nuestra casa común y que te da el valor de defender la ecología integral".

Levántate y testimonia que las existencias fracasadas pueden ser reconstruidas, que las personas que ya han muerto en el espíritu pueden resurgir, que las personas esclavas pueden volverse libres, que los corazones oprimidos por la tristeza pueden volver a encontrar la esperanza".

"Levántate y testimonia con alegría que Cristo vive. Difunde su mensaje de amor y salvación entre tus coetáneos, en la escuela, en la universidad, en el trabajo, en el mundo digital, en todas partes", dijo el líder religioso.

Comentarios