Escucha esta nota aquí

Con las celebraciones de hoy, Domingo de Pascua, termina la Semana Santa. En esta jornada los fieles católicos conmemoran la resurrección de Jesucristo. Desde la Iglesia católica instan a la población a conmemorar esta fiesta con una actitud de renovación en las situaciones diarias.

El padre Raúl Arrázola insta a los feligreses a que apliquen en distintas áreas de su vida el sentimiento de resurrección en relación a resurgir. “Estamos llamados a resurgir, a resucitar, a no quedarnos en las tumbas del egoísmo que cierra la posibilidad de las vacunas para todos”, reflexionó.

Además, el religioso manifestó que creer en la resurrección es creer en la esperanza y la oportunidad de una nueva vida para toda persona.

En la misa central de la Catedral, el arzobispo Sergio Gualberti remarcó que el Cristo resucitado llama a todos a salir del camino del mal, del odio, del desencuentro y la violencia para así resucitar a la vida nueva del perdón, la reconciliación y el amor en todos los ámbitos de la vida. “Ya es hora de despertarnos de la indiferencia, la pasividad y el anonimato para revestirnos de valentía y entusiasmo”, sostuvo.

Los huevos de Pascua

La celebración de Pascua con los huevos de chocolate también va tomando espacio en la ciudad. Pese a la crisis y la pandemia algunas de las personas que se dedican a este comercio dicen que la venta fue similar a años anteriores a la propagación del coronavirus.

Laura Vaquero, que tiene el emprendimiento “Dulce Cambita”, comentó que la venta fue considerable, pese a la pandemia, a la crisis económica y a la gran cantidad de personas que este año se dedican a la repostería.

Ella elaboró pequeños y grandes huevos con diversos rellenos y dice que sus principales clientes son madres que organizan alguna festividad para los más pequeños.

Por la pandemia, reforzó la publicidad por redes sociales, en especial en instagram, donde se la encuentra como Dulce Cambita.

Por su parte, Claudiane Lozano, quien también elabora huevos de pascua, explicó que este es el quinto año que se dedica a esta actividad y mantuvo el promedio de ventas.

“El único año en el que bajaron fue en el 2020 por la cuarentena rígida”, aseguró.

De hecho, ayer se encontraba en la producción de diversos pedidos.

Controles

En todo el país para este fin de semana largo, la Policía Boliviana desplegó 13.000 uniformados, más de 500 vehículos de cuatro ruedas y 500 motos para prevenir hechos de tránsito y delitos.

En criterio del comandante nacional de la Policía, Jhonny Aguilera, los controles dieron resultados positivos y el jueves y viernes fueron jornadas tranquilas, aunque se registraron algunos incidentes de menor relevancia.

En los nueve departamentos se atendieron 473 casos, entre intervenciones a lugares de expendio de bebidas alcohólicas, faltas y contravenciones policiales e infracciones de tránsito, que dejaron varios arrestados.

En el reporte nacional igual se da cuenta que se recibieron 229 denuncias en todo el país, de las cuales 135 fueron delitos atendidos por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), 75 casos de hechos de violencia contra la mujer y 19 denuncias por robo de vehículos. Además, de que se reportaron 70 accidentes.

Revivieron la pasión

Por el coronavirus, el país conmemoró por segundo año consecutivo de distinta manera la pasión y muerte de Jesucristo este viernes. Si bien desde el Arzobispado cruceño pidieron no realizar procesiones, los fieles católicos se dieron modos para conmemorar la pasión de Cristo.

En San José de Chiquitos, el alcalde Germain Caballero, hizo reverencia con el estandarte del pueblo, ante el sepulcro donde yacía la representación del Nazareno crucificado; posteriormente, con mucho vigor hizo flamear el emblema, una bandera negra, en representación al día de duelo.

En Pailón, los feligreses acompañaron el viernes la procesión del Santo Sepulcro por las 14 estaciones que se instalaron en las calles del pueblo por donde debía pasar la gente con las imágenes.

En San Matías, igual se realizó la procesión que recorrió las principales calles y avenidas aledañas a la plaza Germán Busch.

También en Yapacaní la población llegó hasta la parroquia portando una cruz.

Comentarios