Escucha esta nota aquí

Durante la homilía de este domingo, monseñor Sergio Gualberti, arzobispo de Santa Cruz, pidió parar con la “degradación medioambiental” que ha desencadenado incendios forestales en el municipio del Carmen Rivero Tórrez y el Área Natural de Manejo Integrado  (ANMI) San Matías. Además, exigió alentar hacia una cultura de cuidado de la madre tierra que impregne a toda la sociedad.

El arzobispo reflexionó sobre las consecuencias de la explotación de los bosques, entre ellos el cambio climático, y dijo que nuestro país no solo está sufriendo por esta causa, sino que también está contribuyendo al daño del medioambiente.

“No pensemos que esa desgracia no nos atañe porque es muy lejana de nosotros, porque calamidades como ésta, resultado del cambio climático, van golpeando a muchas regiones del mundo. Este cambio es provocado por la codicia e irracionalidad humana que no repara en herir a la madre tierra con incendios de las florestas, incluso las reservas y los parques nacionales, la explotación salvaje de recursos no renovables y la contaminación del aire y del agua entre otros hechos que ponen en riesgo la subsistencia de la humanidad”, expresó durante la misa celebrada en la Basílica Menor de San Lorenzo (Catedral) de Santa Cruz.

Ante estas consecuencias, Gualberti, dijo que se debe actuar de manera oportuna preservando nuestros recursos naturales, por lo que pidió asumir entre todos los bolivianos el compromiso de detener la degradación ambiental y asumir una cultura de cuidado del medioambiente.

Así quedó la zona afectada por el incendio en Carmen Rivero.

El jueves, la Gobernación cruceña informó que se controló el incendio en el municipio del Carmen Rivero Tórrez, luego de tres días de intenso trabajo. La llovizna que cayó ese día ayudó a sofocar las llamas, que afectaron a cerca de 1.900 hectáreas. Mientras que en el ANMI San Matías, donde aún se combate el fuego, hay una afectación de 13.800 hectáreas.

Comentarios