Escucha esta nota aquí

La Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra decidió suspender las misas con presencia de fieles los días 23 y 30 de mayo, con el fin de cumplir con las restricciones dispuestas por autoridades regionales para frenar la expansión del coronavirus.

“Estimados párrocos, como es de conocimiento público, el Gobierno Departamental y el Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra, han decretado cuarentena rígida el 23 y 30 de mayo y reduce el horario de circulación hasta las 20:00 horas entre semana. Por tal motivo los domingos 23 y 30 de mayo solo se transmitirán las misas por medios digitales y sin presencia de fieles, como se hizo en la cuarentena rígida del año pasado. Es un sacrificio que se hace para preservar la salud y la vida de todos", indica el comunicado de la Arquidiócesis cruceña, firmado por el padre Hugo Ara, vicario de Comunicación.

“Junto al papa Francisco y nuestro obispo, monseñor Sergio Gualberti, oramos en la esperanza de que Dios nos ayude a salir de esta pandemia. Se suspende otras celebraciones”, cierra el comunicado.

En Santa Cruz varios sacerdotes han resultado contagiados por el coronavirus, algunos de los cuales fallecieron. Hasta septiembre de 2020 se registraron al menos 14 decesos entre sacerdotes diocesanos y de comunidades religiosas, debido al Covid-19.

Según el portal Información de la Comunidad de Bolivia (Infodecom), algunos religiosos se contagiaron al dar la unción a los enfermos y otros por contacto con fieles durante el ejercicio pastoral. Entre los fallecidos durante la pandemia están monseñor Eugenio Scarpellini, los sacerdotes Claudio Patti Choque, Florencio Tórrez, Pedro Cruz Téllez, Ignacio Roca, Cleto Hinojosa, Linton Guzmán, Rafael Guevara, Orlando Palma, Germán Sainz, Rolando Villavicencio, Sabino Colque, Juan Carlos Serrano, Mario Valda, entre otros.


Comentarios