Escucha esta nota aquí

Entre noviembre y diciembre de 2016, un ciudadano, tramitador de una agencia de viajes, internó a Santa Cruz más de 100 vehículos del año y de lujo presuntamente de forma irregular, hecho que motivó una investigación de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y de la Fiscalía anticorrupción por presunto enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado, falsificación de documentos aduaneros, falsedad aduanera y otros.  

Las indagaciones se iniciaron tras denuncia formulada contra los presuntos responsables de la importación de los motorizados. Luego de las pesquisas y allanamientos realizados en diversos puntos de la capital, a cargo de policías y fiscales, se identificó al importador como R.L.B. Asimismo, de una agencia despachante de aduana, donde el importador trabajaba, se logró secuestrar gran cantidad de documentación relacionada a los costosos motorizados. 

Movimiento dudoso de dólares
Los informes de la Felcc y de la Fiscalía señalan que los vehículos, en su mayoría vagonetas y camionetas 0 km, de industria japonesa, como Toyota, Nissan y otros, fueron importados desde Dubai, Estados Unidos y Chile. La investigación alerta que el tramitador usó su NIT para la importación millonaria de los vehículos, proceso en el que se ha detectado figuras irregulares como la subfacturación y subvaluación por los precios.

“Por ejemplo, si un vehículo costó $us 20.000 en el país de origen, en Santa Cruz figura  con un precio de $us 10.000 por la venta. Esto es muy curioso. Hay una danza de dólares, no sé de dónde o para quién, pero lo único que se puede percibir es que hay algo oscuro por detrás que mueve grandes cantidades de dinero”, dijo un agente que lleva adelante la investigación. Hay una serie de interrogantes que la Policía y la Fiscalía tratan de resolver sobre la importación de los costosos motorizados.

Negociaron todos los vehículos
Los agentes de la Felcc de la unidad anticorrupción y fiscales se movilizaron y, en depósitos aduaneros, verificaron de forma física algunos de los vehículos que fueron fotografiados y adjuntados al expediente. Sin embargo, los últimos informes señalan que los más de 100 rodados ya fueron negociados.

Las pesquisas se sustentan en el D.S. 2232 del 31 de diciembre de 2014 y sus modificaciones al reglamento para la importación de automotores dentro de la Ley 1990. Establece que las personas naturales podrán importar hasta un máximo de dos (2) vehículos por año.
Los informes ya judicializados indican que en este caso no existe documentación legal para respaldar la importación.

Declaran personas involucradas 
 Durante las pesquisas la Fiscalía emitió citaciones firmadas por las fiscales Nardy Ávila y Celia Córdova.

El miércoles en la Fiscalía ya declaró la técnica de valorados de la Aduana regional Santa Cruz y deslindó su responsabilidad. La Fiscalía no la aprehendió pero las averiguaciones siguen adelante. Para la mañana del jueves estaba marcada la declaración del importador de los más de 100 vehículos en un año, identificado por las iniciales de R.L.B. Sin embargo, la audiencia no se realizó debido a las recargadas labores de las fiscales que postergaron el acto para el martes próximo.
La Fiscalía está emitiendo citaciones a numerosas personas que compraron los vehículos. Tendrán que responder, cómo, cuánto pagaron y quién les vendió.  

Comentarios