Escucha esta nota aquí

La jueza de la localidad de cabezas y su asistente, fueron aprehendidas por la Fiscalía anticorrupción tras ser imputadas por incumplimiento de deberes, al mantener cerrado el juzgado ocasionando perjuicios a los ciudadanos que acuden en busca de justicia.

Sin embargo después de casi ocho horas, la jueza Janethe Esperanza Castro Martínez y su asistente Carolina Rojas Castro, salieron libre de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, pero el lunes serán cauteladas ante un juez por incumplimiento de deberes.

El informe de la Fiscalía anticorrupción, que dirige la fiscal Rosmery Barrientos, determinó que durante casi dos años se recibieron una serie de denuncias de parte de policías y fiscales, por mantener casi de forma permanente cerrado el juzgado.

Por ello, los policías debían de trasladarse hasta La Guardia y El Torno ocasionando perjuicios a litigantes a los policías y fiscales que debían de resolver causas penales como violencia familiar y otros. La jueza fue citada en cuatro oportunidades pero no acudió. Tras su aprehensión ayer se resistió a declarar pero el lunes será cautelada. La jueza argumentó que desconocía las notificaciones y que se cometió excesos en su contra.

El Tribunal Departamental de Justicia recibió cartas del Concejo Municipal y la dirigencia de Las Bartolinas que piden su cambio por irregularidades y excesos de la jueza. Aseguran que no permitirán su regreso a Cabezas.

 



Comentarios