Escucha esta nota aquí

El municipio cruceño de Montero inauguró la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos provenientes de Baños Ecológicos Secos (BES), la misma tiene la capacidad de procesar los desechos orgánicos de 250 familias, quienes tendrán acceso a saneamiento, salud, ahorro de agua, prevención de la contaminación y la protección del medio ambiente (el tratamiento incluye la posibilidad de convertir los desechos en abono). Fue inaugurada junto con otra iniciativa de Pre-Tratamiento de Aguas Residuales. 

Esta iniciativa, que demandó una inversión de Bs 4,1 millones, funciona por medio del recojo de heces fecales de los baños ecológicos secos y se realizó en el marco del Programa de Saneamiento Sostenible Descentralizado Urbano, que ejecuta Unicef con el apoyo financiero de la Embajada de Suecia, junto a la Cooperativa de Servicios Públicos Montero (Cosmol) y el Gobierno Autónomo Municipal de Montero. 

El primer secretario de la Embajada de Suecia, Mats Ottosson sostuvo que la construcción de esta planta de tratamiento “es un hito en la gestión integrada del agua, saneamiento e higiene y no puede pasar desapercibida”.

Por su parte, la Especialista en Agua y Saneamiento Ambiental de Unicef, Irma Peredo, sostuvo que la planta es una solución integral y sostenible, que se inicia con la instalación de los BES, e invitó al ministro Cruz a visitar los barrios donde funcionan más de 130 de estas unidades. En 2020, pese a la pandemia del Covid-19, se concluyeron 50 módulos de saneamiento familiar (Mosafa), como parte del programa. Las familias también aportan con su mano de obra a la construcción de esos módulos. Los Mosafa constan de un ambiente para el BES (un retrete seco y un urinario), otro ambiente con una ducha eléctrica y en el exterior una lavandería / lavamanos de dos fosas cubierta y un bio jardín. 

El BES no utiliza agua para el arrastre de las heces y la orina, se cubre los residuos con aserrín para cada deposición, los desechos son retirados cada día por Cosmol para su tratamiento en la planta y el agua de la ducha y lavandería / lavamanos se conduce hacia el bio-jardín a una profundidad suficiente para el aprovechamiento de la misma, previamente se separan las grasas.

“Es una solución de saneamiento digna, que no tiene nada que envidiar a otras con arrastre de agua, nos permite reducir el consumo”, aseguró Peredo.

Modelo municipal a replicar 

“Lo que ven aquí (la planta de tratamiento de residuos) no existe en otro lugar del país, estamos viendo la confluencia de tres tipos de tecnologías: tratamiento de aguas residuales, lodos fecales de las letrinas y material seco de los BES, que ojalá pueda replicarse”, afirmó el oficial de Programas Recursos Naturales, Medio Ambiente y Cambio Climático de la Embajada de Suecia, Guido Meruvia

Meruvia añadió que ese municipio tiene la única planta de tratamiento de residuos de baños secos con la tecnología más moderna del país, que además contribuirá a la producción de fertilizantes orgánicos. También se construirá una planta de tratamiento de lodos provenientes de las letrinas. Apunta que esta incoativa se replique en otras regiones.

Explicó que la inversión busca crear una economía circular, cuyo enfoque es que los residuos puedan transformarse en recursos y generar ingresos, además de aportar a mejorar la calidad de las tierras para la agricultura, impactar positivamente en el medio ambiente y luchar con el cambio climático.

Comentarios