Escucha esta nota aquí


Un incendio, cuyo origen aún se desconoce, causó zozobra en la población porque se inició en el almacén de una vivienda contigua a una estación de servicio de combustibles.


El siniestro causó una gran pérdida económica para los dueños del negocio, pues el fuego calcinó todos los productos que se encontraban almacenados.

Según las primeras investigaciones, se presume que el incendio habría sido provocado por un corto circuito; sin embargo, los dueños no se percataron del mismo porque habitan al fondo de la construcción. 


Cuando se dieron cuenta, el fuego ya había alcanzado a los productos alimenticios, de limpieza y otros, quemándose completamente en cuestión de segundos.


Vecinos y voluntarios se unieron para enfrentar las llamas y al denso humo, usaron lo que pudieron, porque no había un extintor, ni siquiera en la estación de servicio contiguo. Afortunadamente, el fuego fue controlad rápidamente con ayuda de policías y bomberos.