Escucha esta nota aquí

La tarde de este jueves un incendio en una vivienda de la calle 3 Oeste de la Villa Primero de Mayo alarmó a los vecinos debido el fuego que se propagó rápido y la humareda alcanzó más de tres metros de altura.

Tras conocer esta emergencia, los bomberos voluntarios de la Fundación Rescate Urbano se desplazaron hasta la casa afectada y ocuparon dos mil litros de agua para tratar de controlar las llamas. Como el fuego era voraz, pidieron ayuda y fueron reforzados con unidades de Fundasol, la Policía y el Departamento de Emergencia Municipal (DEM).

Tras casi media hora de trabajo el fuego fue liquidado completamente, pero los tres ambientes de madera por los que estaba conformada esta precaria vivienda quedaron hechos cenizas. Sin embargo, gracias a la rápida acción de los vecinos, tres niños que se encontraban solos en la casa se salvaron.

El comandante de la Fundación Rescate Urbano, Hugo Vargas, dijo que, de acuerdo a las investigaciones preliminares, los niños provocaron el fuego accidentalmente cuando cocinaban sin ayuda de sus padres, pues estos habían salido a vender comida.


“La madera por la que estaba formada la casa, junto a los electrodomésticos, sirvió de combustible para que el fuego se propagara y en cuestión de minutos consumió todo”, lamentó el jefe de los bomberos voluntarios.

Vargas destacó la rápida acción que realizó su unidad de emergencia, debido a que fue la primera en llegar al siniestro, pero lamentó que aún no cuenta con un carro de bomberos, pues se transportan en un minibús que lleva una chata con un tanque de mil litros adaptado con una motobomba, para permitir que funcionen las mangueras.

Los vecinos ayudaron controlando el fuego antes de que lleguen los bomberos.

“Nosotros también trabajamos sofocando las llamas en Viru Viru el fin de semana y rescatamos un zorro que se vio afectado. Además, fuimos los primeros en llegar en este caso porque nuestra base está en la Villa y seguiremos trabajando y recolectando fondos para conseguir nuestro carro”, comentó.

Asimismo, invitó a la población a colaborar con recursos económicos para poder comprar un carro de bomberos que cuesta 80.000 dólares. Esta campaña ya viene desarrollándose hace meses y se ha recaudado fondos, pero aún no alcanza para adquirir la unidad de emergencia.


Comentarios