Escucha esta nota aquí

Una familia de escasos recursos lo perdió casi todo a raíz de un voraz incendio que consumió parte de su casita en la localidad de Santa Fe, municipio de San Carlos (provincia Ichilo). Pudo ser una tragedia mayor, puesto que cinco niños se encontraban solos en el lugar, pero pudieron escapar a tiempo del siniestro.

El suceso, que tuvo lugar el jueves en el barrio El Progreso (en la ruta a Yapacaní, a unos 5 km del área urbana), destapó la situación de abandono en la que viven estos menores de edad por la separación de sus progenitores.

Se sabe que la madre se marchó hace dos años y, desde ese momento, el padre se hizo cargo de los pequeños, a los que se veía obligado a dejar solos para ir a trabajar.

“Los niños estaban gritando afuera. Hablé a unos vecinos para que ayudaran a apagar, pero no se pudo porque las llamas eran gigantes. Se quemaron todas sus cositas: camas, ropa, cuadernos, etc.

Por suerte, no se quemaron los chicos, que siempre paran solos, nadie cuida de ellos. Yo veo que nunca comen en el día y uno de ellos me contó que solo comían en la noche”, reveló una vecina.

La casita constaba de un cuarto de material y otro de madera, que fue el que ardió vorazmente. Allí era el dormitorio de los niños, del cual salieron ilesos milagrosamente, no así su mascota: un perrito que murió calcinado.

Se cree que el incendio fue provocado por una vela que uno de los niños manipulaba en el cuarto para quemar hormigas.

Desapareció con los chicos
Beltrán Mamani, presidente del barrio, abrió una campaña solidaria para a la familia afectada. “Pedimos ayuda a la población porque se quemó todo. Nosotros, como barrio, vamos a colaborar con trabajo, pero necesitamos materiales de construcción, ropa, víveres, todo lo que se pueda para ayudar a estos chicos”, manifestó.

Gladys Saravia, directora de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Santa Fe, señaló que ella y su equipo visitaron el lugar del siniestro, pero no hallaron a nadie. Los vecinos manifestaron que, al quedarse sin techo, el padre se fue con sus hijos a otro lugar que, al parecer, le facilitó su patrón de forma temporal. “No tenemos la identidad ni la edad de los niños ni de su padre.

Por testimonios, sabemos que la pareja tuvo siete hijos. Se sabe que la mujer se marchó con dos y dejó cinco al marido. No hemos podido ubicarlos, pero dejé encargado al presidente del barrio que nos avise cuando los vea”, dijo Saravia.

Tags

Comentarios