Escucha esta nota aquí

La secretaria de Desarrollo Sostenible y Medioambiente de la Gobernación, Cinthia Asin, confirmó que se está trabajando en dos frentes para controlar el incendio que afecta a la reserva forestal de  El Copaibo, en el municipio de Concepción. Hasta el momento, se estima que han ardido entre 3.500 y 4.000 hectáreas.

El complicado acceso al área incendiada es el principal limitante que dificulta el trabajo de control y extinción de las llamas. Asin explicó, en conferencia de prensa, que se está trabajando en dos flancos para atacar las llamas.

Tanto en la parte norte como en la sur se están abriendo líneas de defensa que retenga las llamas.  “Hay que destacar la intervención de mucha gente del municipio de Concepción, Funsar, ABT, Defensa Civil, instructores de la Gobernación, y también se cuenta con la colabora de la maquinaria cedida por una concesión forestal al igual que equipos de Fegasacruz y CAO”, expresó la autoridad.

La preocupación prioritaria consiste en controlar la lengua sur del incendio y proteger una comunidad que está a 5 o 6 kilómetros del fuego.

En los cinco días que lleva activo el incendio, se estima una afectación de entre 3.500 y 4.000 hectáreas.

Cinthia Asin informó que también se atiende otro incendio activo en el municipio de San Matías, que se originó en territorio brasileño. "El hermano país está sufriendo de grandes incendios forestales, que no reconocen fronteras”, dijo.

La autoridad aconseja a la población tener cuidado en estos días, puesto que “las altas temperaturas y las fuertes ráfagas de viento significan una mayor probabilidad de ocurrencia de incendios forestales”.  Además, recuerda que la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) mantiene vigente la prohibición de quemas y chaqueos. “La persona que ocasione un incendio tendrá dos responsabilidades: la administrativa y la penal y civil que será continuada por la fiscalía”, advirtió.






Peces muertos en Laguna Concepción

En la zona de Pailón, más propiamente en la Unidad de Conservación Laguna Concepción se detectó una gran mortandad de peces. Para estudiar el caso y determinar las causas se ha desplazado una comisión de ingenieros, químicos y biólogos que analizarán las muestras del agua y, de este modo, identificar el origen de esta mortandad.

Por el momento no se descartan las causas naturales, debido a la sequía y las bajas temperaturas de días pasados; ni se desecha la posibilidad que sea fruto de la mano del hombre o del desecho de agroquímicos en la laguna.