Escucha esta nota aquí

Concepción será el primer municipio que reciba mañana el agente F500, una sustancia que se mezcla con agua y que genera que el fuego se apague mucho más rápido.

El director de Hidrocarburos de la Gobernación de Santa Cruz, Herland Soliz, informó ayer de que un total de 1.000 litros del aditivo fueron donados por la compañía estadounidense HCT y que los mismos se encuentran aún en Aduana, esperando la autorización para ser liberados.

“Llegaron ayer, a las 17:30, pero como es fin de semana, nos indicaron que lo entregarán mañana, a las 7:30. Hay que realizar una serie de trámites y protocolos formales”, dijo Soliz.

Cómo funciona

Junto a Soliz se encontraba Hernán Domínguez, representante de la compañía en Argentina, quien explicó la forma de uso y los resultados a corto plazo de este agente de encapsulamiento.

“Es una tecnología diferente a las espumas y los retardantes, porque ataca las otras partes del tetraedro que compone el fuego. Encapsula el combustible, disminuye la temperatura y ataca los radicales libres, inhibiendo la reacción química”, explicó.

Domínguez indicó que una de las características que, al encapsular las partículas de hidrocarburos y partes que tienen carbono, como el monóxido de carbono, ayudará a reducir, en un 98%, la toxicidad del humo, ayudando a los bomberos a que no corran riesgo de intoxicarse “y también a los animales para que así puedan escapar del fuego, que es lo peor que está pasando”.

El experto recalcó que el F500 cuenta con el aval de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, que es la encargada de proteger la salud de la vida humana y del medioambiente (agua, aire y suelo).

Por su parte, Soliz expresó que los 1.000 litros de F500 serán mezclados en 100.000 litros de agua y que se analizará si serán utilizados a través del ataque aéreo o por tierra, por medio de las mochilas forestales o lo camiones cisternas que se encuentran en la zona.

Este agente encapsulador se encuentra en Bolivia desde hace dos años y es distribuido por Shyma Consulting Bolivia, su representante, Sergio Aramayo, informó de que se encuentra operando en la planta de ENDE Guaracachi en un sistema de protección de un tanque de aceite de 18.000 litros.

Informe

Hasta ayer, según la información brindada por Cinthia Asin, secretaria de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de la Gobernación, los incendios activos se redujeron de 58 (registrados el viernes) a 50. “De 12 municipios que estaban siendo afectados, hoy tenemos 11. Todavía se está trabajando en el control y en la liquidación de los mismos. Los municipios con la más afectados son San Ignacio de Velasco, Concepción y San Matías”.

Asimismo, indicó que, de las 2.440.000 hectáreas que han sido arrasadas por estos incendios forestales, 1.150.000 corresponden a áreas protegidas. La ANMI San Matías, el Parque Nacional Otuquis y en Ñembi Guasu son los más afectados.

También informó de que el grupo de bomberos franceses se encuentran en la comunidad Santa Rosita, realizando estrategias, como la creación de callejones, para evitar que el fuego ingrese al Parque Nacional Noel Kempff Mercado. “Nuestros guardaparques han encabezado todas las acciones de protección de estas áreas que podrían estar en peligro, así ha sido en Santa Cruz la Vieja que, adelantándonos a una posible situación, se ha hecho un callejón para protegerla de un posible incendio. El fuego no ha llegado, ha sido controlado”, dijo.

Comentarios