Escucha esta nota aquí

El cacique general del bloque chiquitano de la Xi Marcha Indígena que partió de San José de Chiquitos, Franklin Moreno, reveló que ninguna autoridad nacional o departamental ha tratado de "conversar o encarar el diálogo" con los indígenas chiquitanos. Lamentó la actitud del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) que, a pesar de que "ha visto la marcha y conoce por las redes sociales", hasta el momento "no ha aparecido".  

El cacique chiquitano se muestra contundente respecto a la actitud asumida por el director del INRA, Eulogio Núñez, y acusa a la autoridad de "estar mintiendo" cuando se refiere a que se ha acercado para dialogar con todos los sectores sociales, indígenas y campesinos chiquitanos.

El líder chiquitano encabeza el centenar de indígenas que mantiene la vigilia en el atrio de la Catedral metropolitana de Santa Cruz de la Sierra. Aguardan la llegada de la columna que partió desde Beni para unir sus reclamos y entablar un diálogo con las autoridades nacionales.

Moreno insta a Núñez a instalar "un diálogo para solucionar los conflictos de tierra en la Chiquitania; un diálogo real", puntualiza.

La máxima autoridad del INRA insiste en el "diálogo y la concertación entre los actores que tengan todavía litigios por la sobreposición" como forma de concluir el saneamiento de tierras en el departamento.

Núñez destacó la labor del INRA al relacionarse "con todos los productores pequeños medianos y grandes" como vía de solución a los conflictos. En una entrevista televisiva, remarcó que "un 90% (de la tierra disponible) tiene las titulaciones y la seguridad jurídica".

Los casos de violentos avasallamientos ocurridos en los últimos días se han producido en "predios titulados y corresponde a la justicia agroambiental o la justicia ordinaria para que diriman la disputa", aclaró Núñez.

La autoridad nacional del INRA cuestionó las presiones sobre la institución para resolver las diferentes disputas y aseguró que la violencia solo retrasa el saneamiento de las tierras.

Santa Cruz cuenta con 5,3 millones de hectáreas distribuidas en 21 TCO, representativas de los cinco pueblos indígenas que ya se han regularizado. "Representa el 16% del área rural", señala Nuñez y puntualiza que "es la misma cantidad que tienen interculturales y bartolinas".

Comentarios