Escucha esta nota aquí

El fiscal departamental de Santa Cruz, Róger Mariaca, informó hoy que, en audiencia, el Ministerio Público demostró con pruebas suficientes que Rider Fernández Pérez, de 18 años, fue el autor del delito de infanticidio cometido contra su hijo de seis meses de nacido. El juez mixto civil y comercial de familia e instrucción primero de Concepción determinó la pena máxima, de 30 años de cárcel, sin derecho a indulto, a cumplir en el penal de Palmasola de la capital cruceña.

“El Ministerio Público presentó las pruebas suficientes en contra del hombre que se acogió a procedimiento abreviado reconociendo que cometió el delito de infanticidio, por ello el juez determinó la sentencia condenatoria, de 30 años de prisión, por ser autor material del hecho”, dijo Mariaca.

De acuerdo a los antecedentes, el hecho se registró el 19 de septiembre en la comunidad El Puente de Concepción, cuando la madre del menor presentó la denuncia formal por sustracción de menor, identificando al padre del bebé como el principal sospechoso y el 20 del mismo mes se procedió al arresto de Rider Fernández Pérez. En un trabajo conjunto entre la Fiscalía y la Policía se trasladaron al lugar donde se encontraba el cuerpo del bebé y, de manera inmediata, se procedió a la aprehensión del progenitor.

Rider Fernández Pérez reconoció que sustrajo a su hijo del domicilio de la madre, mientras ella dormía, y cuando lo trasladaba en su motocicleta el bebé lloraba mucho, por eso le apretó el pecho para luego abandonarlo en unos matorrales ubicados a dos kilómetros de El Puente. Según la autopsia legal realizada por la Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) se determinó que el bebé murió por sofocación.