Escucha esta nota aquí

El infectólogo boliviano Carlos Paz atribuye el crecimiento explosivo de contagios de coronavirus a la presencia de la Ómicron y asegura que esta variante es la responsable de las bajas entre el personal sanitario que ha provocado el cierre de servicios y la saturación de los establecimientos hospitalarios.

“Creo que la Ómicron es la causante de la mayoría de los casos en nuestro país, es imposible que no sea, sabiendo que nuestros vecinos están con un tercio de los casos nuevos por Ómicron y esto va en ascenso”, indicó.

Paz considera que las autoridades deben ser claras con la población y advertir que la Ómicron no es una “gripecita”, sino que se trata de una variante del Covid-19, que es una enfermedad multisistémica con riesgos agudos y complicaciones a largo plazo. “Si la gente cree que es un resfrío, está equivocada”, dice.

Señala que la curva ascendente, con casos diarios que han superado los récords de toda pandemia, ha demostrado que esta cuarta ola es diferente a las anteriores, lo que explica  la presencia de esta variante, como ha ocurrido en otros países por las siguientes razones:

1. Menos hospitalización. Explica que es menos probable que alguien infectado con Ómicron necesite tratamiento hospitalario, aunque en otros países están aumentado las hospitalizaciones. Es el caso de Estados Unidos, donde esta variante ha provocado una explosión de casos y ha afectado al personal de salud, lo que también está ocurriendo en nuestro país. “Muchos hospitales se están quedando sin camas y sin personal, en parte debido a las ausencias relacionadas con el Covid-19, lo que también es algo negativo para la reactivación económica por el ausentismo laboral”, indica.

Recuerda que el gobernador del Estado de Meryland, Larry logand, señaló: “Tenemos el 92% del Estado vacunado, pero los hospitales están desbordados. El 8% de la población que no ha sido vacunada es responsable del 75% de las internaciones en los hospitales”.

2. Hospitalización más leve, pero puede provocar daños a largo plazo. Con la Ómicron no solo es menos probable que alguien llegue al hospital, sino que, incluso, entre las personas que necesitan atención hospitalaria, los síntomas son en promedio más leves que entre las personas que fueron hospitalizadas en oleadas anteriores. Sin embargo, recalcó que la nueva variante puede provocar daños a largo plazo en el organismo.

3. Menos muertes. Es poco probable que el aumento de muertes sea tan grande como en las anteriores olas, esto debido también a la vacunación que previene de las formas graves de la enfermedad.

Mantener las medidas. "Continuemos con el barbijo, minimicemos las conglomeraciones y seamos cautos. No es miedo, es precaución”, recomienda el especialista.

Hospitalizaciones en Estados Unidos

Comentarios