Escucha esta nota aquí

Désther Ágreda, corresponsal

El Covid- 19 se ensañó con la familia de Hugo Arteaga Nieva, un maestro de Guarayos. Primero, se llevó a su hermano Juanito Artega, de 48 años,  y  a los pocos días falleció su madre, María del Carmen Nieva, de 73 años.

En su afán de querer salvar a su anciana madre deambuló de un centro hospitalario a otro en busca de atención médica, pero no lo logró. Él también contrajo el coronavirus.

Hugo Arteaga, padre de 4 hijos menores de edad, al dar positivo al coronavirus y con la salud deteriorada al extremo, fue ingresado a cuidados intensivos de un domo de la Caja Nacional de Salud (CNS), donde permaneció dos semanas conectado a un respirador. Luego, estuvo durante un mes en sala.

"En los 15 días que permanecí en terapia vi la muerte de cerca. El mismo día que ingresé a terapia del domo (en la ciudad de Santa Cruz), también lo hicieron otras 12 personas. Éramos 13, pero solo yo salí con vida", le contó a EL DEBER.

"Era traumático y desesperante el cuadro. A diario, y en cualquier instante, sacaban a personas sin vida. A pesar del estado en el que me encontraba, podía darme cuenta de lo que pasaba a mi alrededor. Primero sacaron al paciente de mi lado izquierdo, luego al de mi derecha, más tarde al del frente. Así era el desfile de la muerte, a lo que yo me preguntaba: ¿'A qué hora me tocará mí?'; Pero no, Dios me cuidó, me amparó y permitió que ahora pueda dar mi testimonio de fe", dijo Arteaga, que profesa la religión evangélica.

"Ahora me encuentro con mi familia, que yo llamo reencuentro, porque después de esa pesadilla dantesca es como volver a nacer, como una segunda oportunidad de vida", añadió.

"Yo, lo que les puedo decir a mis amigos, familiares y colegas de trabajo que el coronavirus es más terrible de lo que imaginamos; yo lo sufrí en cuerpo y alma, y la única forma de no enfermarnos es a través del cuidado, haciendo caso de lo que nos recomiendan las autoridades de salud", manifestó.

"Si enfermamos, hay que aferrarnos a Dios, decir y pensar que él nos puede salvar como lo hizo conmigo".

"En todo momento, tanto en terapia como en sala,  no desprendí de la Biblia, porque me pude dar cuenta del verdadero esplendor de su poder, al ser la palabra de Dios viviente", dijo este maestro.

Actualmente, Santa Cruz es el departamento con más casos de coronavirus. Según datos oficiales del Servicio Departamental de Salud (Sedes), ayer se registraron 638 nuevos contagios y 5 fallecidos. A la fecha Santa Cruz acumula un total de 56.420 casos positivos de Covid-19.


Comentarios