Escucha esta nota aquí

Ayer iniciaron las posadas navideñas para alegrar y llevar el mensaje del nacimiento del Niño Jesús a los que están en centros hospitalarios, albergues y en situación de calle.

Estas posadas son impulsadas por la Agrupación Cielo, que está integrada por fieles voluntarios seguidores de San Camilo de Lelis y se organizaron para llevar un mensaje de esperanza y alegría.

Los voluntarios tienen como meta llegar con el pesebre viviente a más de 20 lugares, entre hospitales, hogares de niños con parálisis cerebral severa y asilos de la capital cruceña. Llegarán con los personajes de María y José junto a los reyes magos y una multitud de ángeles y pastores cantando villancicos, alabando al Señor por los pasillos y dormitorios de cada uno de estos centros.

Los voluntarios hicieron 3.000 niños Jesús artesanales que los regalan durante las posadas que realizan para motivar a prepararse para recibir al Señor en la Navidad.

Las primeras posadas se realizaron en el hospital Caja de Caminos y en el hospital Francés.

Estos voluntarios, desde hace cuatro años y durante la pandemia, han venido acompañando espiritualmente a los enfermos.

Luis Marcelo Patiño Cruz, de la agrupación Cielo, explica que ellos promueven el voluntariado para la visita o acompañamiento a las personas en los hospitales, asilos, hogares y a los que viven en situación de calle.



Comentarios