Escucha esta nota aquí

Dos barrios del municipio de San Javier, donde habitan alrededor de 250 familias, unieron esfuerzos para realizar el fumigado de calles y viviendas con el fin de prevenir la aparición de casos de coronavirus, que durante este tiempo, ha causado dolor y sufrimiento en muchos hogares por la pérdida de un ser querido a causa de este virus.

Desde tempranas horas de este lunes se reunieron dirigentes del barrio Villa Fátima y Virgen de Fátima quienes junto al corregidor del municipio además de un grupo de voluntarios fumigadores iniciaron el preparado de la mezcla de agua con lavandina y creolina para iniciar el fumigado de la plaza, colegio, calles, además del interior de lotes y viviendas.

Rubén Menacho, corregidor de San Javier manifestó que la preocupación del avance del coronavirus y el fallecimiento de varias personas ha generado que dirigentes de ambos barrios tomen la iniciativa para recaudar fondos y comprar los productos para realizar esta campaña de fumigación que espera además se realice en una nueva oportunidad.

La iniciativa de ambos barrios ha sido seguida de cerca por autoridades del Concejo Municipal que pretenden impulsar esta actividad vecinal para que se replique en los otros barrios de este municipio chiquitano. (Magno Cornelio)